lunes, abril 13, 2009

"Te oigo mirando al cielo"


Te oigo calladito y en silencio,
te escucho decir que estás cerca,
te oigo decir que estás conmigo.

Te oigo respirar tus suspiros,
te escucho en los instantes de luz,
te oigo en el palpitar del corazón.

Te oigo al caminar tus pisadas,
te escucho en tus pasos,
te oigo rozando en el suelo.

Te oigo en el eco de tus palabras,
te escucho en tus silencios,
te oigo en tu partida.

Te oigo mirando al cielo,
te escucho entre la lluvia,
te oigo que estás conmigo.






18 comentarios:

  1. Cuando amas y te aman la presencia del otro es permanente, aún sin estar, besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  2. Muy tierno y bonito.
    Esa compañía es maravillosa.
    Disfrútala.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Primero, lo saboreaste a besos,
    ahora lo oyes entre los silencios
    mañana lo veràs? y espero que nos sigas deleitando entre tus versos y el despertar de
    tus cinco sentidos, por su cuerpo.

    Besîn.

    ResponderEliminar
  4. Tus versos en silencio
    Empapan los sentidos.

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Tía Elsa:

    El amor siempre permanece en el interior de las personas, nunca se aleja, ni siquiera en la distancia.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Toro Salvaje, me alegra verte por aqui, muy agradecida de ti y de poder compartir mi mundo interior.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Eva Luciérnagas y Zarzamora:

    Gracias por tus bellas palabras siempre un placer leerte.

    El amor saboreado, sentido, escuchado, y entre versos, y que no se detenga que es el sentimiento que más fuerza nos da.

    Un besazo, preciosa.

    ResponderEliminar
  8. Julio:

    Me gustó tu comentario te quedó genial en forma de versos, gracias por leerme.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. bueno, yo te oí andar por mi hotel, despacio, pero no te vi, vi lluvia silenciosa, te oía pero no podía verte, solo vi luces suspirantes, sabía que estabas pero no te veía, solo vi que habías rozado mis sábanas con tus palabras, vi como te alejabas entre la tormenta pero no me oíste decirte te amo ....

    gracias por tu visita a mio hotel, me he tomado la libertad de agrgarte a la lista de mis huéspedes que leo.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Tomás Mielke, yo también te acabo de enlazar en mi lista de blogs para visitar tu bello hotel amenudo.

    Me encantó la huella de tus palabras dejadas en este rincón y tu amable acogimiento en el tuyo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Cuando hay amor, podemos estar en los puntos más distantes de la tierra y coincidimos llamándonos con el pensamiento, nos escuchamos y nos sentimos, y al hablarnos con el silencio decimos mas de lo que con nuestras bocas podríamos expresar, la respiración al suspirar, los movimientos que hacen nuestros cuerpos al hablarnos en el silencio, nos hacemos sensitivos hasta el punto de saber que hace cada cual, como esta reaccionando, lo que deseamos y cuanto lo deseamos.

    Serrado los ojos nos ponemos uno frente al otro, sentimos y vivimos nuestra existencia, añorando estar presentes al abrir los ojos.

    Es hermoso tu poema, me despierta momentos que científicamente son ilusiones, pero al vivirlos damos fe de lo que sentimos.

    Gracias por compartir esta magia.

    Besos…

    ResponderEliminar
  12. Q maravilla, dulce y tierno,tus poemas son un verdadero deleite para los sentidos.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. El amor es de dos, bello y tierno poema nos traes hoy Maria.

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Gracias a ti, Jaime L. Taveras D., por visitar, de nuevo, mi blog de sentimientos en forma de poemas, y por dejar tu huella compartiendo tus reflexiones, ilusiones y tus sueños, me encantó leer tu comentario.

    Un beso y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Gara, por leerme y por dejar tus dulces palabras, te mando muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Mayte, por la huella de tus palabras, te mando un besazo.

    ResponderEliminar
  17. .... pues tengo miedo .... de que estando tan cerca de tí ... alguien me diga ..... que solo estaba dormido

    ResponderEliminar
  18. EUGENIO: Duerme entre sueños y entre palabras susurradas. Un beso.

    ResponderEliminar

Cierra los ojos, vuela y deja que tus latidos escriban por ti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...