miércoles, octubre 22, 2014

"En la orilla de la mañana"





Como cada mañana, Azucena, paseaba por la orilla de la playa, en compañía de la nostalgia de su sombra, siempre con lágrimas en sus ojos y una rosa roja en la mano, que de vez en cuando, acercaba a su rostro rociándola con las gotas que resbalaban de sus ojos, los cuales cerraba para oler más profundamente su aroma, a la vez que acariciaba cada uno de los sedosos pétalos de la flor.

El se había ido, tan solo quedaban los restos de sus cenizas enterrados bajo la profundidad del mar, pero para ella seguía estando vivo cuando se acercaba a la orilla de la playa, el tiempo se detenía paseando de su mano, sintiendo sus dedos entrelazados a los suyos, dejando las huellas de su caminar en la arena de la playa de su mañana, caminando en el recuerdo de su ayer, en la misma dirección.

El sonido de la brisa era el murmullo de su voz que le acariciaba su corazón desgarrado de dolor, las olas que le cubrían su cuerpo eran sus abrazos, los que la seguían manteniendo viva en aquella pesadilla de la que no parecía encontrar salida cuando se alejaba de aquella orilla en la que tantas veces había sentido su cuerpo bañándose junto al suyo.

Como cada mañana, en aquella orilla, Azucena, volvía a revivir aquellos momentos tan apasionados sentidos junto a él, que la seguían manteniendo viva, el estremecimiento en las entrañas de su piel y de su alma por el roce de su tacto y la humedad bañada por el mar de su cuerpo.

Cada mañana, su alma se moría de pena, pero allí en la orilla de la playa, con la rosa roja en su mano, volvía a renacer en los recuerdos del ayer.


Safe Creative #0907274170999

38 comentarios:

  1. Una historia de amor y recuerdos triste a la que nos llevas hoy.

    Besos con dulzura Mi Hada.

    ResponderEliminar
  2. Una bella historia de amor, donde los recuerdos la mantienen a la vez triste, a la vez llena.
    Besos, María

    ResponderEliminar
  3. Recuerdos llenos de vida por lo que veo.
    Un beso.

    amapola azzul

    ResponderEliminar
  4. El amor es algo bello que siempre nos trae alegrías y alguna que otra lágrima.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Esa bella historia de amor siempre la recordará en la orilla de la playa, y quizás esas lágrimas a pesar de la pena y el llanto la reconfortarán día a día.

    Besos María.

    ResponderEliminar
  6. En los recuerdos tiene cabida todo. Es el mejor antidoto para la pena.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues que disfrute mucho de sus recuerdos.

    Bella Azucena.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Recuerdos, recuerdos, recuerdos...
    malditos recuerdos, bonitos recuerdos.
    Acuérdate que los recuerdos, solo son recuerdos.....

    ResponderEliminar
  9. Azucena se aferra a sus recuerdos para seguir viva...Renueva cada instante vivido, el mar se personifica y le devuelve la presencia de su amor...Una bella historia que nos hace soñar a todos y evadirnos por momentos de la realidad, María...Mi felicitación y mi abrazo grande por tu constante inspiración.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  10. Qué recuerdo más vivo y que sentimiento tan precioso...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  11. Que bonito Maria, me recuerda a un relato que escribi para una serie de fotografias que hice, en un grupo que participo de lo mismo ...

    los recuerdos a la vez tristes, aquellos que nos llevan al momento vivido, latiendonos en el alma y la piel.

    Esta semana me dejaste muchos te quieros, por todos lados ... :)
    gracias siempre por estar preciosa.

    Yo tambien te quiero mucho, besitos dulces para tu noche

    ResponderEliminar
  12. !Uff!! Maria, en esta entrada si que me has sorprendido, que ternura, que melancolía, que nostalgia, Azucena esta viva, porque hay un recuerdo en la inmensidad del mar que la mantiene viva...
    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  13. Algunas veces nos aferramos a lo ido pero nos olvidamos de todo lo que nos estamos perdiendo por el solo hecho de recordar lo que ya fue. Es fácil decirlo y sé que es difícil soltar amarras pero hay que hacerlo y cerrar ciclos, aunque con la historia me he gozado, es hermosa. Un abrazo mi niña soñadora.

    ResponderEliminar
  14. El problema de los recuerdos gratos es que provocan nostalgia y hasta dolor. Por eso intento obviarlos cuando aparecen...

    Besos, María

    ResponderEliminar
  15. Nostalgia de amor y tristeza, o tal vez el consuelo de sentirse cerca, hermoso María, un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Muy bello tu relato pero no deja de ser triste, muy triste .. muerta en vida .. entre sus recuerdos

    Un besito y feliz noche

    ResponderEliminar
  17. recuerdo, de alguien querid@ que se fue y nunca volverá, recuerdos y nostalgia de los momentos vividos juntos, eso no lo borra nadie, Un Beso Maria (luego dices que no entro a tu blog, jejej lo hago aun que sea desde la sombra y te sigo... )

    ResponderEliminar
  18. Cuando nos llega la nostalgia el mundo se nos viene encima y un dolor en el alma nos penetra ,si embrago al final vemos la luz y ella en ese mar a solas saca una sonrisa que en segundos se estremece , precioso relato!! que nos llega que nos toca , muy bien logrado amiga , besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  19. El mar susurra recuerdos
    azules brisas del corazón,
    ojos llenos de reflejos
    manantiales de aflicción,
    lágrimas de azucena
    sobre una rosa mitigan su pena
    y entre aromas de pétalos mojados
    siguen los ojos cerrados,
    sentimientos de amor recordados
    en la orilla del mar desbordados,
    céfiro que envuelve y musita
    caricias al corazón,
    olas que evocan
    recuerdo sempiternos
    en el templo azulado
    donde llora su amor.


    “Hay ausencias lejanas
    que no se pueden olvidar
    hay recuerdos de tanta densidad
    que son una presencia constante.
    un desgarro del alma
    que aflora las lágrimas
    de la tristeza y la ansiedad”.

    Una bonita historia María.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Tristeza esperanzadora...precioso relato.
    un abrazo de otoño Maria.

    ResponderEliminar
  21. El amor es bonito durante y después si los recuerdos guardados son buenos. Un abrazo salado

    ResponderEliminar
  22. Hoy no puedo darte una respuesta chistosa, María, sino rendirme de admiración ante tus palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. El dolor de la ausencia acunado por las olas.La tristeza también puede ser bella.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Escena perfectamente descrita en tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Delicada rosa es, también, tu relato. Un relato lleno de sensibilidad y especialmente emotivo.

    Más allá de la tristeza que transpira, reside la suprema belleza del sentimiento que se regala sin ser sometido a trato o juramento.

    ¡En el corazón de la rosa deslumbra su lamento!

    Delicioso, María. Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  26. Nostalgia, pena y en el recuerdo, la esperanza y la vida.
    A veces son así los recuerdos pero hay recuerdos que también quitan la vida.
    Son etapas de la vida pero hay que levantarse y seguir caminando, porque los pasos que no camines ahora no podrás hacerlos igual.
    Precioso tema el de Azucena.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  27. Que triste que el único consuelo sean los recuerdos del ayer. Pero qué bonito es que se mantenga a flote en esta vida gracias a ellos. Sentimientos encontrados que sólo tienen cabida en el amor.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  28. Esa imagen tan preciosa!
    con una rosa roja en sus manos me encanta.
    Y tus palabras tan delicadas e impregnadas de nostalgia, evocan el amor que un dìa fue.

    Besos
    con todo cariño.

    ResponderEliminar
  29. Siempre hay uno (o más) rinconcitos llenitos de recuerdos, que nos permiten sentirnos cerca de quien ya no está, físicamente, con nosotros. Y mientras el amor, ese amor, habite en el alma, los pies se mueven solos hasta llevarnos a esos lugares, donde por algún momento, volvemos a ser felices, aún dentro de la nostalgia.

    Hermoso, María
    Hoy más que nunca...

    ResponderEliminar
  30. Que maravillosa historia de amor,los recuerdos,la nostalgia,el alma removida eso me ha pasado al leerte ,me siento totalmente identificada en momentos y situaciones,gracias Maria.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  31. Los bellos recuerdos, son fuente de energía, de dulzura, de amor. Hermoso relato amiga!!!! Besos

    ResponderEliminar
  32. Hoy me has sorprendido con este bonito texto, espero y deseo que vuelvas a escribirnos nuebos relatos.Besicos

    ResponderEliminar
  33. Azucena no dejará que se olvide el amor entre las arenas de un profundo mar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Una historia envuelta en preciosas frases que acogen una tristeza y una pena difícil de llevar. Hay muchas Azucenas que cada mañana su alma muere de pena. Hoy me has tocado hondo. Todavía supura.
    Mil besitos, María.

    ResponderEliminar
  35. Cada uno se consuela como puede, aunque el duelo hay que pasarlo y seguir viviendo.

    Besotes María!

    ResponderEliminar
  36. Azucena vivía en el mundo de los recuerdos, un mundo irreal, en el que se cobijó para refugiar su tristeza, Azucena no podía mirar el presente porque la hacía daño sin ese amor que ya no estaba presente, Azucena tenía que seguir viviendo en aquel mundo donde aún permanecía con él y sus recuerdos.

    Un relato que puede ser real para otras Azucenas que sin llamarse como ellas, estén viviendo parecidos momentos.

    Me alegra mucho que os haya gustado, amig@s mí@s, gracias por acompañarme, en este mundo de letras.

    Un beso y feliz semana, amig@s.

    ResponderEliminar

Cierra los ojos, vuela y deja que tus latidos escriban por ti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...