jueves, septiembre 17, 2015

"En el horizonte cristalino"





Mi mirada hundida se perdía en el horizonte cristalino de mis pensamientos, invadida por la nostalgia del otoño, quedando atrás el verano, tan sólo permanecían los recuerdos de aquellos días en los que él me hacía sentir la intensidad de la vida iluminando mi piel con las caricias de sus ojos.

De repente, mi pensamiento se rompió como el cristal, haciéndose añicos, tras escuchar unos pasos que crujían entre las hojas del suelo, era alguien desconocido que se acercaba a mí por detrás, y con sus manos alzó mi rostro, diciéndome:

- Te estaba viendo cabizbaja, en mitad de la arboleda, contemplando tu belleza, eres de una hermosura incomparable, díme ¿hace cuánto que no sientes la lluvia en la cara? ¿hace cuánto que no disfrutas de esa sensación?

Sin pronunciar más palabras, comenzó a hablarme a través del deseo de su boca deslizándola por mi cuello hasta llegar a mis labios de seda bebiendo de ellos, como si estuviera sediento en el desierto, sin apenas darme tiempo a responder sus preguntas, me dijo susurrándome al oído: - Siente el frescor de la lluvia sobre ti.

En aquellos momentos sentí cómo mi alma se perdía entre la humedad de sus besos, entre las palpitaciones aceleradas como tañidos de campanas, y mi cuerpo estaba cobijado entre sus brazos, mientras le decía con mi aterciopelada voz: - Es que el otoño me envuelve de nostalgia, no puedo evitarlo.

- Y él me respondió: - Yo voy a enseñarte a que no añores el verano. ¿Puedes sentir las gotas de lluvia en tu piel? 

Su boca comenzó a hablarme desde el silencio de los besos lamiendo las gotas de lluvia de mis dulces labios de seda, sus ardientes manos comenzaron a deslizarse reptando por las curvas de mi cuerpo hasta traspasar la piel de mi vestido para agarrar con fuerza mis turgentes pechos, regalándole exaltada mis gemidos, mientras sus manos iban serpenteando por mi vientre hasta llegar al centro de mi cielo provocando las olas del mar de mi desbordante húmeda excitación.

La tarde se vestía de humedad, los minutos se dibujaban entre las gotas de lluvia, todo se convirtió en agua desde aquel encuentro fortuito, danzando nuestros cuerpos en el suelo mullido de la alfombra de las hojas secas de los árboles, al compás del sonido del murmullo de nuestros besos, bebiendo la saliva de las copas de nuestras bocas, lamiéndonos sin límite hasta dejar seco lo más profundo de nuestras húmedas entrañas.

El otoño dejó de ser nostalgia en la mirada interior de mis ojos, y en la piel de mi alma, para ser húmeda caricia derramada.


Safe Creative #0907274170999

70 comentarios:

  1. Mis queridos amigos:

    Espero estéis teniendo unos bonitos días de verano, aunque el otoño se adelantó hace unos días en este mes de septiembre que se nos ha presentado invernal, con frío, con nubes, lluvioso, y con viento, pero como dice un refrán: "A mal tiempo buena cara", por lo que intentemos que el clima no nos influya en nuestro interior, y sonríamos, aunque no tengamos muchas ganas.

    Hoy he escrito éste relato, apoyada por un buen amigo mío, que ha sido quién me ha dado la idea para escribir ésta entrada y agradecerle también por haber colaborado escribiendo algunos fragmentos. Mil gracias.

    Y agradeceros a todos por vuestra compañía, y vuestros preciosos comentarios, que sigo respondiendo de entradas anteriores, y que tarde o temprano todos serán respondidos por mí, pero despacito, como también iré visitando vuestros blogs, al paso de la tortuga, pero llegaré.

    Muy buenas noches a todos.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
  2. Qué sabría decirte, María, alguien como yo que tiene el alma empapada por un continuo y pertinaz chirimiri que me paraliza los sentidos, los sentimientos y hasta el alma, pienso a veces .
    Leyendo lo que dices no siento estar en otoño sino en una florida y alegre primavera, e imagino correr tras de ti por esos bosque frondosos y las praderas. Y ese olor de hierva recién cortada que me enteramente me embriaga,y que imagino que tiene sabor a ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindo tu comentario, antonio, y un placer para mí que cuando leas mis palabras no sientas el otoño sino una florida y alegre primavera, eso me hace alimentar el alma. Me ha encantado tu comentario, la dibujaste en una preciosa prosa. Gracias por volar con mis letras e imaginar tu propio paisaje, me encantó. Un beso.

      Eliminar
  3. Muy buena entrada, y más para el tiempo que en teoría se avecina, aunque por Valencia de momento lo que seguimos teniendo es calor. Pero digo yo: ¿todavía va quedando gente tan romántica?... jajaja besos María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amigo Rafa, me alegra te haya parecido muy buena mi entrada. Por aquí hemos tenido unos días invernales de lluvia y viento, pero ya parece que va cambiando el tiempo. El romanticismo nunca debe perderse, en mí siempre está presente, y no me avergüenzo de que así sea, Rafa, soy muy sensible y romántica, y no me importa ser así. Besos.

      Eliminar
  4. I love this natural, outdoor approach to showing sensual beauty . . .
    such a creative composition.
    Nice, Maria.
    Very nice.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rick, me alegra te haya parecido sensual, preciosa y creativa la entrada, muchas gracias. Un beso.

      Eliminar
  5. parece que alguien te regalo algo mejor que un otoño.
    je un placer leerte. me gusto zambullirme en esas frases permeables. Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y para mí un placer que te hayas zambullido entre mis frases. Un amigo mío me dió la idea sobre un texto suyo, y yo he creado esta entrada, sus frases son las que están en rojo. Un besazo, Michelle.

      Eliminar
  6. PD Me gusta el tema, la cancion que suena, muy linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Michelle, la canción es preciosa, por eso la tengo siempre puesta, me alegra te guste y que me lo digas. Luego me paso por tu blog, que hace tiempo no te visito. Más besos.

      Eliminar
  7. las relaciones de pareja bajo el amparo de la naturaleza han aparecido en la gran literatura. mientras te leía recordaba a "el amante de lady chaterley" de d. h. lawrence y "trópico de cáncer" de henry miller. y es que, la hierba fresca cubierta con las hojas caídas, sumado con el rocío de la lluvia y el aroma de los viejos árboles más la soledad del lugar, hacen un conjunto propicio para amar ilimitadamente.

    un beso..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonito tu comentario, DRACO! la verdad es que a mí me parece muy romántico esa descripción que hice sobre las hojas caídas de los árboles, y todo ese paisaje que hace más propicio sentir las caricias de dos personas que se desean, veo que al final temrina por gustarme el otoño jajaja según mi relato ha sido una preciosa experiencia, esa es la verdad, No conozco las obras que me dices, pero te agradezco me las hayas mencionado para tenerlas en cuenta. Mil gracias, amigo. Un beso.

      Eliminar
  8. es todo un honor leerte un beso andy

    ResponderEliminar
  9. Y ahora ella el otoño ya no es una ocasión para sentir nostalgia por el verano. Ahora descubrió que puede ser propicio para encuentros intimos, con ternura y sensualidad.
    Notables metáforas,
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, al final, si miramos el otoño desde ésta perspectiva tan romántica, como que me va a encantar el otoño, por eso mismo, intento cambiar mi mirada para verlo desde otra mirada, para no encontrar el otoño tan nostálgico, una estación que no me gusta nada, de éste modo, viéndolo como mi texto, intentaré abrazarme a esa estación para no cogerla antipatía, e imaginarme un escenario tan tierno. Muchos besos, Demiurgo.

      Eliminar
  10. Las estaciones no tienen sentido en nuestro corazón, si no hay una razón poderosa que nos haga mirar al calendario o, sonreír, porque la lluvia ha cesado ya cansada de mojar nuestro interior que, acalorado, nos precipita día a día entre los brazos, de aquellos que nos dan razones para seguir caminando paso a paso por la vida..
    La barca se desliza suavemente por los mares, mientras una ligera brisa nos impulsa a lugares donde la paz..., tu paz es el preámbulo, para sentir nuestra alma en libertad.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho tu comentario, amigo antonio, y además, lo has transformado en prosa, es muy bello. Y muy de acuerdo estoy contigo, de nada sirve la estación de verano si la sentimos congelada como si de invierno se tratara sino existe el amor en nuestra vidas, que es la razón más poderosa que puede hacer mover hasta las montañas, es el todo, el que nos da energía y nos ayuda a caminar, así como nos hace sonreir en los malos momentos, y encontramos la paz desde lo más profundo del alma. Un beso.

      Eliminar
  11. Esto de la lluvia va por barrios. En el sur agradecemos su llegada, sobre todo luego de tanto calor como hemos pasado, pero ya digo va por barrios y es posible que mi vecino piense otra cosa. Ya veo que tu prosa tiene también los tintes poéticos que la llegada de la lluvia merece.- Besos, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi prosa tiene nuevos alicientes, una nueva estación entra en nuestras vidas, y así es como hemos de darle la bienvenida al otoño, desde nuevos tintes poéticos que así merece su llegada. Parece ya el tiempo va mejorando, aunque el otoño ya lo tenemos encima. Muchos besos, amigo J.R.

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. ¿A qué sí? hay que pintarlo con los colores del alma. Besazooooo mi collar.

      Eliminar
  13. El frescor de la lluvia en la cara, sin duda es de las mejores sensaciones que nos brinda la vida, y curiosamente, poca gente lo sabe. Lo que comentábamos el otro día en otro blog.
    Bonitas letras, cargadas de sensualidad y frescura.
    5 besos.

    5 besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho te haya gustado mi entrada y así las sientes cargadas de sensualidad y frescura, amigo Aquello :-), y es que no hay mayor frescura que la de sentir la caricia de la lluvia en el rostro y cuerpo, así como sentir la vida intensa en la mirada del alma. ¿Hoy me has dejado 10 besos o es que se duplicaron los 5? :-). 7 besos.

      Eliminar
  14. uufff fantástico excelente relato que logras atrapar y convertir un momento otoñal y de nostalgia en lago dulce y exquisito que te quedó genial me encantó !!!! un besote guapa y Feliz día !!! desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra te haya gustado mi otoño transformado en la ternura del romanticismo, así es como hemos de recibir a ésta estación que ya en breve nos entra, con el calor siempre del alma. Muchos besos, preciosa Beatriz y que lleguen hasta tu mar.

      Eliminar
  15. tengo una fantasía recurrente con una chica que conocí, y que también empieza con un encuentro fortuito y un rato de charla, para acabar en la más fogosa pasión. escribí un relato pero, cobarde de mí, lo mutilé y la cosa acababa en un flechazo, eso sí con grandes esperanzas para el futuro, jeje.
    el otoño también tiene su encanto, y ya lo creo que pueden suceder historias románticas.
    besos, maría!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso mismo, en vez de mirar al otoño con mal ojo, miremos al otoño con la magia de la pasión y romanticismo, que aunque no me guste, se que también es bella si la miramos desde el otro lado de la moneda. Gracias por contarme tu fantasía recurrente con esa chica que conociste que empieza con un encuentro fortuito, hiciste de tu otoño también un verano caliente jajaja terminando con la más fogosa pasión, un placer leer tu fantasía, chema. Muchos besos.

      Eliminar
  16. Una entrada diferente , desde que te conozco , sin dejar de ser preciosa . Mi beso , linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón, Marco, ésta entrada es muy diferente a todas las demás, incluso, te darás cuenta, desde que me lees, también hay que ir cambiando para no encasillarme dentro siempre de la misma poesía, ésta vez, tocó relato en prosa. Muchos besos, amigo, un placer tenerte aquí.

      Eliminar
  17. No tengas prisa por nada. Esto solo es algo que nos gusta. No una obligación.
    Del texto... A mí me gusta la lluvia, el frío, la niebla... hasta el viento que es a quien escribo muchas veces para que me escuche y, alguna vez, hasta me hace caso.
    Lo demás, bonita, no tengo que decirlo pues bien sabes que con un silbidito...
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Mag, las prisas no son buenas, aunque yo casi siempre voy volando en avión jajaja, cualquier día me estrellaré, menos mal que llevo paracaídas, pero es cierto, se que se disfrutan mucho más las cosas desde la tranquilidad. Ya veo que a ti te gusta la lluvia, el frío, la niebla, totalmente distinto que a mí, que me encanta el sol, el cielo despejado, la luz del día, me gusta el tiempo cálido, los días soleados, porque cuando llueve parece que está llorando el cielo, me parecen así los días lluvioso algo nostálgicos. Claro que se que no hace falta que me digas que solo con silbarte te tengo, y también con un soplo jajaja. Mil gracias guapísima. Un besazo grande y pecaminoso.

      Eliminar
  18. Un cuento lleno de magía y fantasia....
    Por la primera vez puedo leerte de esa forma, con una entrada así.como se fuera una hstóri fantástica...
    Eso se dió muy lindo....
    Y podría ser algo con más frecuencia por acá..
    Linda tu entrada..... un hechizo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra así te haya parecido mi entrada, como una historia fantástica, llena de magia y hechizada, un placer para mí que así lo hayas visto, PEQUEÑOS DELITOS. Muchas gracias. Un beso.

      Eliminar
  19. Hola Maria... Primero y muy seriamente te he de decir que este relato es de los mejores que te he leído, sera que te superas cada día, el día que te jubiles seras una maravilla...je.je.
    El verano, habrá quedado atrás en el Pisuerga, sera por eso que todavía no siento nostalgia del otoño... claro esta que aquí no llueve, humedeciendome la piel. para gozar del festín de las curvas de los "turgentes" pechos hasta llegar a...... !El centro del cielo..!!
    La madre que me.... Si San Pedro se entera de lo que hay en el centro del cielo, coge las llaves y lo cierra a cal y canto....je.je.
    Un abrazo Maria, esta muy bien, muy temperamental, un día tendré que probar el "Centro del cielo" haber a que sabe....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De verdad que te ha parecido éste relato de los mejores que has leído? ¡cómo me alegra saberlo, amigo llorenc! muchas gracias por verlo así, y por parecerte que cada día me supero un poco más, ello me alienta a seguir hasta que llegue a mi jubilación, pero para eso faltan bastantes años jajaja, aunque no me importaría seguir aquí escribiendo para entonces y viendo a mi alrededor a mis nietecitos correteando cerca de mí, aunque para eso, me quedan muchos años porque aún tengo una hija adolescente, pero sería todo un record seguir durante tantos años compartiendo mis letras y que vosotros sigáis aquí conmigo. Jjajajaja me sacaste sonrisas con todo lo que dijiste después, mira que si San Pedro se entera de lo que hay en el centro del cielo ¿eh? jajajajaa sí que lo cerraría a cal y canto con llaves jajajajaja. Gracias por tu simpático comentario, me sacó muchas sonrisas, y ya me dirás el día que pruebes el "Centro del cielo" a ver a qué te sabe jajajajaja. Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  20. Un escrito precioso muy distinto a lo que estaba acostumbrada a leerte.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un tema diferente, y me alegra que te haya gustado, CHARO. Un besazo enorme.

      Eliminar
  21. Adorei seu blog, por isso
    eu vou segui-lo. Será que
    você também vai seguir
    o meu?

    Beijos.




    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por visitar mi blog y por dejarme un comentario, yo he ido a conocer tu blog pero no he visto dónde se puede comentar. Besos, silvioafonso.

      Eliminar
  22. Bella historia Maria ;
    ni el verano ni el invierno tienen que ser tristes
    aun con menos horas de luz, acortan los dias, hay magia , amor y mil cosas por sentir

    Besos dulces y feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que ninguna estación tiene que ser triste, y mucho menos cuando el amor abraza y se siente siempre calor, pero no sé por qué el paso de la estación del verano al otoño siempre me produce un poquito de nostalgia, creo que es porque me encanta ver los árboles vestidos, los jardines con flores, la luz del sol siempre presente, los días más largos, y cuando veo que las hojas se caen, de los árboles, que el día se acorta, que las flores se secan en el otoño, parece que muere tamibén algo dentro de mi. Muchas gracias por tus palabras, Slave. Besos muy dulces y muy feliz tarde.

      Eliminar
  23. Precioso y sugerente. Caliente y erótico. Magnífico. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que así hayas visto mi relato tan caliente y erótico. Muchos besos, José Felipe.

      Eliminar
  24. No temas a la lluvia, seré el hacedor de tu vida, mis brazos serán sarmientos donde florecerán tus goces, agua fresca que invade tu cuerpo candente del sol evaporado. Nada temas del roce de mis gotas, atrevidas y curiosas, que desean explorar y poseer cada rincón de tus entrañas. La hojarasca de los hayedos será el tálamo nupcial de nuestro compromiso de unir agua y tierra, sentirás mi simiente crecer en tus fértiles laderas.
    Siempre tus escritos son una inspiración, pero hoy especialmente; este es un espacio que incita a ser libre, libre escribiendo y libre sintiendo.
    En mi anterior blog, tenía una etiqueta denominada "proesía", esa prosa poética de la cual tu escrito es el mejor ejemplo.
    Besos María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inmenso es mi agradecimiento hacia ti amigo J. Carlos por hacer que de mis letras fluya tu inspiración volando desde la más absoluta libertad alzando tus vuelos en éste espacio que es vuestro para hacer de él, con total libertad, vuestras letras, escribiendo lo que queráis, y para mí es un placer que así sea, que sintáis, que no temáis el alzar los vuelos y escribáis lo que vuestra inspiración os transmita con mis entradas, no te imaginas lo que me encanta que así sea. Y lo que has escrito es de una belleza sublime, y me inspira. No temeré a la lluvia si tú estás a mi lado, abrazando mi cuerpo, haciéndome florecer el jardín de mis entrañas, nada temeré si crezco contigo a tu lado. Mil gracias por tus siempre bellísimos e inspiradores comentarios, son para mí un regalo.

      Eliminar
    2. Se me olvidaron los besos J. Carlos, aquí te los dejo, en otra respuesta, porque no pueden faltarte. Muchos besos y gracias de nuevo.

      Eliminar
  25. Buen remedio contra las nostalgias.

    Un beso, María :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A qué sí, Verónica? ésta sí que es una gran medicina, de las mejores. Muchos besos, preciosa.

      Eliminar
  26. Me recreo leyendo tus palabras de ensueño revivido. Pura delicia.
    Pero también te digo una cosa:
    Si yo estoy tendida en la hojarasca en mitad de la noche y llega alguien por detrás y me coge la cara, del susto que me pego salgo corriendo y no pe pillan ni en cinco kilómetros a la redonda.
    Sé que no estoy romántica, pero es que en la medida en que narrabas, a mi me daba miedo.
    Cosas de la vida.
    O tal vez por los colores rojos.
    No obstante, me ha recordado una novela de Blasco Ibáñez Que se llama Entre Naranjos.
    Una escena en la que los amantes se encuentran dentro de un cañaveral en una noche de verano y en un campo de naranjos.
    La luna brillaba en el esplendor de la noche.
    Una maravilla que te recomiendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajaja me sacaste sonrisas con lo que me dijiste de que si alguien viene detrás y te coge la cara del susto sales corriendo y no te pillan ni en cinco kms a la redonda jajajajaja lo que me has hecho reir, preciosa. Y yo también hubiera hecho lo que tú jajaja lo que pasa que ésto es un mágico relato, irreal, inspirado en otro texto que un amigo me ha regalado, como he dicho al principio, y por supuesto, algo de magia debía llevar mi inspirado relato, romanticismo, ternura, pero parece que a ti mi relato te ha asustado jajajaja y yo lo que pretendía era que os trasladara a ese universo entre dos amantes que no se conocen y se desean nada más encontrarse. Me ha gustado mucho me hayas nombrado esa obra de Blasco Ibañez, aunque no la conozco, me haré con ella, sobre todo, porque tú me la has recomendado, tecla. Muchas gracias. Por cierto, me he enterado porque me lo ha dicho un pajarito que tu santo es el miércoles, así que allí me tendrás felicitándote en tu casita. Mil gracias por tu precioso comentario, que me ha encantado. Un beso muy grande.

      Eliminar
  27. El otoño trae una lluvia de nostalgia que el frío viento del invierno se encargará de alejar, querida mía. Nos introduces en un ambiente nostálgico, tierno y romántico llevándonos entre olas de sensualidad. Sensibilidad a flor de piel en tus letras. Muy bello.

    Mil besitos mi bella alma gemela, y feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho te haya gustado mi relato en el que os traslado a un mundo mágico, romántico, tierno, en ésta estación del otoño en el que la nostalgia parece llegar con ese otoño de lluvia, frío, viento y días oscuros, aunque me alegra que hoy el día esté veraniego, ya podían ser así todos los días del año. Muchos besos, mi preciosa alma gemela y muy feliz tarde, Auroratris.

      Eliminar
  28. Cada estación tiene su parte hermosa, esa que nos abriga el alma y el corazón al igual que el amor ,
    Para mi el otoño es la estación romántica por excelencia: caminar por un sendero bajo el dulce chasquido de las hojas sintiendo el rumor del viento en la cara, contemplar la lluvia a través de los cristales mientras se tiene una charla en silencio de caricias y besos, perderse en la playa bailando y cantando al abrigo de una sonrisa... ente brisas y nieblas .... el olor a tierra mojada .. olor a nuestra esencia .. el otoño nos regala tanta belleza como tu en esta historia tan romántica
    un besito dulce de medianoche

    muuuuackks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito lo que has dicho sobre tu otoño romántico, PieL, me ha encantado verlo a través de tu dulce mirada, he ido imaginando tu paseo sobre el sendero, he contemplado tu lluvia, te he visto hasta perdida en la playa bailando y todo, y hasta he olido el perfume de tu esencia. Precioso todo lo que has dicho, qué bonito es verlo con el color de tu mirada. Pero aún así, sigo prefiriendo el verano que aunque no tenga playa para pasear, me gusta perderme entre los días cálidos, sentir las caricias por mi piel de ese sol abrasador, así como sentir las gotas de sudor resbalando por mi piel que se siente abrazada con los largos días floreados del verano. Sea como sea, todas las estaciones tienen que llegar, y también pasan, como la misma vida, por eso, mirémoslas con los ojos más claritos aunque haya nubarrones en el cielo, transformemóslos en días soleados, y que no nos cambie nuestro chip el cambio de clima, que siempre sea verano en nuestro interior, que eso es lo más importante. Muchas gracias por tu precioso comentario, un lujo ha sido leerte. Un beso sonoro también para ti. Muacksssssssssssss!!!!!!

      Eliminar
  29. Un otoño muy apasionado, y por qué no?

    Besos con dulzura Mi Hada Perlada, con apellido ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Dulce, que siempre sea verano apasionado en cada estación, y el clima no influya en nuestro interior. Besos con apellido de Perlada.

      Eliminar
  30. Respuestas
    1. ¡Qué bonito lo que me has dicho, Carlos! acariciar desde mis palabras es todo un honor para mí, muchas gracias. Beso.

      Eliminar
  31. Adorable tu escrito, lleno de belleza...

    Precioso!!

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que mi escrito sea adorable para ti y esté lleno de belleza, pero no creo que tanto como lo eres tú, bella Misterio. Muchos besos.

      Eliminar
  32. Una introducción al otoño de lo más apetecible, como lo haces tan sencillo?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque así soy yo, sencilla, como lo son mis letras, como no pueden ser de otra manera, porque toda yo soy sencilla, pero sin dejar de ser intensa. Muchos besos, Alfred.

      Eliminar
  33. Maravilloso horizonte cristalino!
    Empaparse así de otoño, qué maravilla!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay mejor manera de empaparse que con lluvia romántica y tierna, como lo es éste relato. Muchos besos, preciosa Milena.

      Eliminar
  34. En la narrativa, también tienes dominio certero del sutil erotismo. Mi abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo así, amigo Carlos, aunque es menos frecuente en mí, escribirlo así en prosa, me parece más fácil y breve escribir en verso. Un abrazo.

      Eliminar
  35. Has llenado de calor y has embellecido el otoño aún más!
    Precioso relato, lindas palabras.

    una lluvia de besos, preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo me gusta todo lo que me dices, me abrigas con tus palabras aún en el otoño, mi preciosa maduixeta, gracias por ser tan cálida y tan tierna. Un beso enorme.

      Eliminar

Cierra los ojos, vuela y deja que tus latidos escriban por ti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...