miércoles, septiembre 23, 2015

"Máscara caída" (Semana 39 de 53)


Pintura de María José Gimenez "Máscara caída"



Dama Misteriosa,
Hombre Encubierto,
¿díme quién eres?
¿qué esconde tu rostro?
¿qué cubres tras la máscara?
¿por qué ocultas tu realidad?
¿es acaso una ruina tu vida?
¿tienes miedo de mostrarte como eres?
¿o te proteges por haber sido herido/a en sentimientos?

Dama Misteriosa,
Hombre Encubierto,
confíate a mí,
guardaré tu secreto,
bajo siete llaves ocultas,
confíame tus más escondidos miedos,
seré el silencio que jamás rompa tu secreto,
besaré tus ojos tristes acariciando tus penas,
te protegeré con bálsamo de seda que te haga sonreir.

Dama Misteriosa,
Hombre Encubierto,
quiero ayudarte,
apóyate en mi hombro,
derrama en mí tus lágrimas de sangre,
para secarte todas tus profundas heridas.

Safe Creative #0907274170999

49 comentarios:

  1. Buenas tardes, María:
    No falta quien asegura que somos puras máscaras en el teatro de la vida; y en un acto de pedantería recurre a la etimología de la palabra “persona” en una lengua tan muerta e inánime como un pedrusco.
    No faltan quienes ocultándose en máscaras se unen para adquirir la fuerza de una turba y también su apestosidad: quizá la falta de identidad requiere de una carencia de higiene.
    Sobran mediocres y cobardes, que amparados en el anonimato de una máscara se envalentonan en matones.
    Sobran tantos justicieros enmascarados que amargan nuetras vidas e ilusiones, que logran que para proteger nuestra dignidad debamos enmascarar nuestros sentimientos, como ocurre en Internet con la moderación forzada de los comentarios.
    Ni máscaras, ni villanos: libertad.
    Disculpa esta disgresión, María: leerte eleva mi ánimo alto y lejos de máscaras y razones.

    ResponderEliminar
  2. Tal vez, cuando nos ponemos según qué máscara es cuando somos más nosotr@s.
    Y en este momento que narras, tal vez, es cuando más nos desnudamos, cuando más sensibles estamos...
    En ocasiones, aún sin máscaras, nos hemos de proteger pero las máscaras también nos la ponen los demás...
    En el fondo, hay que ser prudentes.

    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  3. Demasiados secretos, demasiadas sombras y 5 besos.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta que mi relato te haya inspirado a escribir el tuyo. Me gusta esa invitación a confiarte tus secretos, que seguramente guardarás.
    Y está bien el mensaje de no quedarse en un pasado con heridas, de superarlo.

    Y está bien la distribución que le diste a tus versos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. maria aprecio lo que escribes . lo haces con mucha calidez ternura y dulzura un gran beso andy

    ResponderEliminar
  6. Nunca se sabe realmente quien se esconde tras cada una de las mascaras, tal vez por ello a veces nos sentimos cohibidos de ser nosotros mismos.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Precioso! Una invitación a sacarse las máscaras y conocerse tal como son, para sostenerse uno al otro y lavar el alma con las lágrimas y las futuras sonrisas.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  8. Sempre intensamente profunda e brilhante
    .
    Hoje lá no nosso blogue falamos de:
    Vibradores: Dicas como os usar para maior satisfação sexual da mulher
    .
    Deixo cumprimentos.

    ResponderEliminar
  9. Hola dulce María.
    Preciosos versos.llenos de delicadeza.
    Me gustan mucho los versos que cierran el poema.
    Besos de luz.

    ResponderEliminar
  10. Si hay alguien por ahí que tenga sentimientos
    Que no la deje partir sin la escolta tras su aliento
    Que la proteja de los malos tiempos, dejarla Volar
    Como una paloma que nadie marca su rumbo
    Ella vuela sola y será protectora de los mayores
    Sueños que en el almacén de nuestra alma
    Se precipitan tras ella sin precauciones
    Ni miedos a todos los elementos
    Que nos hagan dudar de un ser tan humano
    De un ser tan digno de elogio que nos saca
    De los malos arroyos donde pisamos
    Con la mirada puesta en ser generoso y tierno
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. A mi las máscaras me gustan para los juegos .. tu me entiendes
    las otras .. mejor las dejamos aparte :)

    tus letras invitan a imaginar , un hombro donde apoyarse
    aun detras de las máscaras

    Besos muy dulces y bella tarde noche

    ResponderEliminar
  12. Bellos versos entre veladuras y misterios que poco a poco nos van metiendo en su sensibilidad y grandeza.
    Besos María

    ResponderEliminar
  13. uuffff Amiga!!! se respira misterio , se respira amor, e respira generosidad ofreciendo tu hombro enjugando sus lágrimas , un poema , duro , profundo per también lleno de amor y por qué no de misterio, precioso trabajo y la foto ? mágica , besos mil amiga desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  14. María, me encantó el toque humano, empático y solidario que le diste a la imagen de la máscara...Creo, que eres como ese ángel de mi poema, que consigues darle cuerpo de sueños y libertad a su alma...Mi felicitación y mi abrazo de luz por tu claridad y generosidad, que laten en tus versos.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  15. Sin mascaras y sin embustes pero si un poco de misterio, un velo de niebla. Precioso aporte. Abrazos

    ResponderEliminar
  16. Cuando se produce eso que unos llaman empatía, química ... o X... se habla frente a frente, cara a cara , sin medias tintas ni máscaras.. a mi sinceramente me ahogan .. en lugar de llevar mascaras ser prudente y/o alejarse de aquellos que nuestro corazón dice que no son dignos de confianza ...
    El poema es precioso , una invitación a ser uno mismo .. una mano que se tiende ..
    Un beso sin máscaras ( ni de las las de las pestañas P )

    ResponderEliminar
  17. maría, hay personas que dejan ver poco de ellas, y en ese caso prefiero dejar que sean ellas mismas las que cojan confianza, no forzar las cosas. yo también soy muy reservado en algunas parcelas de mi vida. es curioso, lo que para unos es la parte visible de la vida de una persona, para otros es la parte invisible. la familia, el trabajo, las amistades en persona y en la red... son vidas paralelas. yo tengo una percepción de una amiga, pero sus familiares tendrán otra, sus compañeros de trabajo tendrán otra, su pareja tendrá otra... todo depende del observador, como en la filosofía de kant.
    besos, maría!!

    ResponderEliminar
  18. por favor.... que bonito y qué original.

    ResponderEliminar
  19. A veces, sólo a veces, me encanta ponerme la máscara...la verdad sea dicha sólo en carnaval jjjjj,el resto me muestro tal como soy porque me gusta que a mi se acerquen tal como son ( ya estoy mayor para sorpresas de última hora) :) :) :)
    Hoy tu máscara ME ENCANTA María. Un abrazotedecisivo fuertote guapa mia.

    ResponderEliminar
  20. Y si no llevo mascara...

    ¿como harás para secar esas presuntas heridas?

    Erik

    ResponderEliminar
  21. Mi siempre querida y admirada lady María..., ¿que seríamos los humanos sin las mascaras?
    Nadie se atreve a ser fielmente como es ante los demás. Todos queremos ser sociálmente aceptados, políticamente correctos, perfectos ciudadanos...
    Pero debajo de esa fachada, de esa máscara, se esconden nuestros verdaderos yoes. Nuestros yoes más instintivos, más salvajes, más lascivos, más animales...
    Las máscaras, que no siempre han de cubrir nuestros rostros, sino que, muchas veces, cubren todas nuestras vidas, nos permiten vivir dentro de una sociedad y, afortunadamente, el poder quitárnoslas de vez en cuando, ya sea en la vida real, perteneciendo a grupos más o menos minoritarios y ocultos, o de manera virtual, en nuestros queridos y ya imprescindibles blogs, para ser, durante un ratito, nosotros mismos, auténticos y verdaderos, reales...
    Si no fuera por las mascaras, mi querida amiga, seríamos todos robots sin sentimientos propios, pues nadie sabe lo que se oculta detrás de una máscara..., a veces no lo sabe ni el que la lleva puesta...

    Besos para vos desde la mansión, mi querida amiga, la casa donde nadie tiene que llevar máscara y todos pueden ser lo que de verdad son.

    ResponderEliminar
  22. Bella y original aportación...bella forma de tender la mano.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Sutileza para mostrar lo que escondemos tras la máscara, diriges tu poema hacía esa trastienda que todos llevamos y nos cuesta tanto enseñar. Qué bien lo has plasmado en tu poema, amiga mía!!

    Dama Misteriosa
    Hombre encubierto
    quiero ayudarte
    apóyate en mi hombro
    derrama en mí tus lágrimas de sangre
    para secarte todas tus profundas heridas.

    A veces sin pretenderlo somos ese hombro cuando alguien viene a regalarte su máscara.

    Y llegas a mí con tu máscara entre tus temblorosas manos, apoyando tus miedos en el hueco de mi hombro dejas tu aliento amargo... que yo con mi palabra transformo.

    Mil besitos mi bella alma gemela y muy feliz entrada de otoño.

    ResponderEliminar
  24. Tras una máscara pueda haber cualquier cosa...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Preciosa inspiración! María, me han encantado tus versos, empujan a soltar, a abrirse y no guardar penas que nos minen y desgasten...

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Antes que nada Gracias por tu visita, y si en realidad tengo varios blogs, y los actualizo constantemente y así encuentro sus muy valiosos comentarios, ademas de que es muy reconfortante tus letras para alimentar el alma, gracias por compartirlas y escribirlas para nosotros, los que buscamos algo mas...
    Gracias. por tu visita y te dejo una rosa en el blog donde pusiste tu comentario.

    ResponderEliminar
  27. No siempre hay malas intenciones tras las máscaras, y así como lo dices en la nobleza que ofrecen tus versos, pueden haber tristezas, problemas, miedos que requieran esa ayuda que ofreces.

    Besos con dulzura Mi Hada perlada.

    ResponderEliminar
  28. Hola María. Muy bello tu poema. Yo creo que a veces las máscaras son necesarias. Tú has dicho muchas cosas que puede haber tras una máscara. Cuando te hacen daño, cuando la vida te negó muchas cosas, es normal que lleves una máscara y no te muestres tal como eres. Hay heridas que sólo pueden ir cicatrizando con una mascara, porque de lo contrario, hay personas que hacen mucho daño al saber lo sensible que eres. Yo particularmente me quito y me pongo la máscara dependiendo del momento. Ese bueno esconder algo propio. No es bueno desnudarse del todo, que siempre tengamos algo para poder protegernos nos hace menos vulnerables. Me ha gustado mucho como has planteado lo de la mascara.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  29. Muchas veces sentimos que nuestra vida no da para más, que tras una fachada de normalidad se esconden un montón de desesperanzas, de frustraciones, de anhelos, de haber echo ya todo en la vida y estar disputando los minutos de la basura esperando que llegue el final.
    Todos tenemos nuestra máscara, y estamos deseando encontrar quien nos la quite, quien nos de la confianza y la libertad de poder vivir nuestra vida sin ataduras y a nuestro modo; sin darnos cuenta vivimos condicionados por nuestro entorno y por la sociedad en general. para ser libres hay que desearlo y luchar por ello, nadie nos lo va a regalar.
    Podía agotar todos los adjetivos posibles para definir tu poema y no habría suficientes para valorarlo con justicia; maravilloso, esplendido, conmovedor, de una belleza absoluta, de lo mejor que te he leído.
    Quitémonos las máscaras y vivamos libres, el tiempo se agota.
    Besos María

    ResponderEliminar
  30. Soy la muerteeeeeeeeeeeeeee que te persigueeeeeeeeeeee, jajajjaa


    Besos enterrados, jajajjaja

    ResponderEliminar
  31. Buen poema, María. Hay veces que es necesario ponerse la máscara aunque sólo sea por que no vean tus lágrimas de sangre.

    Un gusto leerte, amiga poeta. Besos. María

    ResponderEliminar
  32. Hummmmm....Muito belo! Parabéns

    Jinhus doces
    http://anseiosedevaneiossexuais.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  33. Seguro que confiarán en ti,cómo no?
    ; )

    Besazooooooo

    ResponderEliminar
  34. Hay que andar por la vida sin mascaras para que nos vean tal como somos.
    Cálidas y llenas de luz tus letras.

    ResponderEliminar
  35. A veces solo detrás de una máscara podemos ser libres...
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. es como sentir que alguien te acaricia.
    gracias por los versos
    un saludo

    ResponderEliminar
  37. todo tenemos una mascara, que escondemos triste,muchas veces es miedo, una coraza que no queremos mostrar al mundo.
    Muy lindo versos
    besos

    ResponderEliminar
  38. todos ocultamos algo de nosotros mismos en una relación de pareja, pero ya sea por cansancio o porque la rutina hace que al final no nos importe nada, todo termina saliendo a la luz.

    un beso.

    ResponderEliminar
  39. nunca se sabe quien se ocultas tras un rostro...o una apariencia...
    rostros bellos esconden monstruos y feos a bellas almas...pero como la apariencia manda en este hoy
    los feos siempre son despreciados...

    ResponderEliminar
  40. Todos ocultamos algo, aun siendo como yo, que muestro siempre lo que soy, y como soy, guste o no.
    Es verdad que a veces hay que ponerse una máscara, tal vez para que no te hagan daño, para ocultar las lágrimas, para...
    Me gustaría vivir en libertad sin que nuestro entorno, ni la sociedad nos condicionara, pero en este mundo de Internet, especialmente, hay gentes que escondidas en el anonimato, son cobardes, agresivos, ruines, sin dignidad alguna.
    También es verdad que a veces somos un poco responsables por denunciar cada agresión, aunque esta sea verbal, creo que al final, algo se conseguiría.
    Que voy a decir María, nada más, solo darte mi aplauso por tu hermoso post y...

    Muchos besos y cariños.

    ResponderEliminar
  41. A veces esa máscara que uno se pone es para ocultar su lado sensible, el que llora, el que sufre, el que lo pasa mal... porque no queremos que nadie nos vea así, porque no queremos preocupar... pero ninguna máscara es eterna y al final acaba cayendo y cuando cae es cuando más desnudo se siente uno, es como abrirse el pecho en canal y dejar el corazón palpitando al aire, como mostrar el alma sobre la palma de la mano...
    Que bonito te salió mi preciosa María Perlada...
    Muchos besinos!!

    ResponderEliminar
  42. Leyendo tus versos armoniosos, deseé ser Hombre Encubierto.Presiento que si en tus ramas me enredo, cual parásito adherido , como raíces de una bella quimera ¡Qué se pudiera desear más! ¡tenerte a ti como enfermera, sentir mimado el corazón si tú eres el consuelo de mis penas.
    Saludos cordiales y besos
    André

    ResponderEliminar
  43. Há muitas pessoas que usam diariamente máscaras.
    E em excesso, porque elas raramente são necessárias.
    Magnífico poema, gostei imenso.
    Maria, tenha um bom fim de semana.
    Abraço.

    ResponderEliminar
  44. Hola María. Bellisimo, no hacen falta más palabras.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Todos ocultamos algo. Las mascaras tambien sirven para protegerse de los demas, no todas las mascaras son malas.

    Magnifico poema Maria, muy profundas palabras. Bravo

    Un beso

    Isa

    ResponderEliminar
  46. Muy lindo poema. Genial la idea, donde la máscara es el refugio, la protección de sentimientos amorosos atrofiados. No siempre es necesario exponer la máscara en este sentido, cuando no se le hace daño a nadie.
    Un beso

    ResponderEliminar
  47. Mis queridos amigos:

    Me gustaría responder de uno en uno a vuestros comentarios, porque me encanta charlar con vosotros, y además, éste tema me parece muy interesante y es muy amplio para debatir, y cada uno tiene una visión respeto al tema de las máscaras, pero ésta vez, debido a los numerosos comentarios que hay os respondo a todos en un comentario general para todos.

    Estamos de acuerdo en que ha muchos tipos de máscaras, en el caso que he versado, se trata de una máscara que se oculta para protegerse de sus miedos, no es una máscara mala, es una máscara protectora, tras sus miedos por sus fracasos. También existen las máscaras en las que nos ocultamos para poder volar en libertad, que tampoco son dañinas, pero cuando se trata de máscaras que se ocultan para hacer daño, esas son las peores, las que agreden y hacen daño.

    Cuidémonos, por favor, de esas últimas máscaras, de quiénes van por la vida como corderitos y luego son lobos que hieren, lo peor de todo es saber diferenciar quién está escondido detrás de ese corderito que a veces no se descubre hasta que no pasa el tiempo y ya las heridas son sangrantes, amigos míos.

    Y no tengamos miedo de protegernos por miedo con máscaras, o para poder volar en libertad, porque éstas máscaras son las que van con la verdad por delante aunque sean ocultas por miedo a ser heridos.

    Muchas gracias por vuestros interesantes comentarios que me han encantado, lo que siento es no haber podido responderlos de uno en uno como a mí me hubiera gustado.

    Os deseo una feliz tarde otoñal.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar

Cierra los ojos, vuela y deja que tus latidos escriban por ti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...