jueves, octubre 13, 2016

"Momentos de felicidad" (Relato juevero)





Nunca llegué a imaginar que, desde aquella noche tan fría de otoño bañada de multitud de hojas doradas, que cubrían el suelo como una alfombra, encontraría a aquel peludito, copito de nieve, quién me trajera tantítimos momentos de felicidad.



Me topé con él en una noche de luna llena, el gatito estaba escondido, asustadizo y temblando de frío, tras una esquina, parecía abandonado y hambriento desde hacía días.






Me acerqué a él para observarle, y me fijé que tenía el pelo esponjoso de color blanco, él me miraba con sus ojitos azules bien abiertos como platos, con gesto atemorizado y asustadizo, como si le fuera a hacer algo, e intenté acariciarlo para que no temiera, hasta que se dejó coger entre mis brazos, abrigándolo entre mi chaquetón y pude llevármelo a casa.






Desde entonces es mi más fiel compañero de juegos, le encanta brincar y jugar conmigo a la pelota, él es quién alumbra mis sueños con la luz azulada de sus ojos en mis noches oscuras, yo soy su colchón y su almohada, le encanta dormir ovillado en mí, y cada día muy puntual, me despierta mordisqueando mis manos para que me levante porque tiene hambre.





Mi copito de nieve y yo es como si estuviéramos conectados, cuando me mira fijamente y le hablo parece entendiera lo que le digo, es como si adivinara mi estado de ánimo en cada momento, él parece captar enseguida cuando estoy triste, cuando estoy contenta, o cuando me enfado.





Es tan sensible, tan tierno, tan mimoso, es como si fuera mi osito peluche, me encanta abrazarlo y acariciarlo, aunque a él le gustan más las caricias; es muy observador, no pierde detalle de nada, le gusta asomarse por la ventana cuando está abierta, pero yo suelo reñirle no sea que se caiga, y enseguida que me oye, me obedece y se aparta.





Mi copito de nieve está pendiente de cada paso que doy, siente pena cuando me voy, y siempre me espera a mi regreso, es increíble los momentos de felicidad que me regala cada día mi gatito, él es mi sonrisa y mi felicidad y yo lo quiero mucho.





Más relatos jueveros sobre momentos de felicidad en el blog de Divagaciones nocturnas.


Safe Creative #0907274170999

109 comentarios:

  1. No me extraña que te llene de felicidad , las mascotas nos ayudan a sentir sentimientos que son difíciles de compartir , solo los que tienen animales saben lo que es tener uno a su lado es otro miembro más de la familia y así hay que considerarlo ellos nos dan todo su amor sin condiciones ...precioso buenas y lindas noches muakkk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es como bien dices, mi querida Campirela, quién tiene animales, sabe bien lo que digo, porque se les considera como uno más de la familia. Aunque bien cierto es, que a mí nunca me gustaron los gatos, pero desde que tengo a mi mascota (es gata no gato) me ha regalado y me sigue regalando tantos momentos felices, y es que yo creía que ellos eran esquivos, es la opinión que tenía antes de tener a mi mascota, pero desde que la tengo, opino todo lo contrario, es toda ternura. Muchos besos y feliz tarde, preciosa.

      Eliminar
  2. Mis querid@s amig@s:

    Quería saludaros en éste día lluvioso en muchas zonas de España, espero hayáis disfrutado del día festivo de hoy, así como tod@s los demás amig@s que son de otros países, aunque no haya sido festivo.

    Os informo que sigo respondiendo, de uno a uno, a vuestros comentarios, en la entrada titulada "Homenaje a los profesionales de la medicina", voy a mi pasito, como siempre, aunque tarde en responder, todos los comentarios serán respondidos, excepto los de la entrada del dueto por ser escrita con otro autor.

    Os deseo a tod@s una muy feliz noche, amig@s, y gracias por vuestra fiel compañía.

    Muchos besos enormes.

    ResponderEliminar
  3. Hola María.. jeje Copito de nieve, oye sabes que los gatos blancos, con el tiempo cambian el pelo, y pueden acabar siendo negros...
    jejeje.. es broma mujer, si no lo tiñes, seguirá igual de blanco..
    Ves como cualquier día, cualquier noche, tras unos húmedos cartones, se puede encontrar alguien de ojos azules y mirada tierna, que se convierta en el amor de tu vida..
    Un abrazo y buen jueves..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajaaj será que por eso mi gatita tiene varios colores, amigo Llorenc, porque con el tiempo, se ha ido transformando, será por lo que dices, que tiene varias tonalidades, además de blanca jajajaaj. Si es que tras la noche te puedes encontrar de todo, menos mal que no me encontré a un tigre por ahí suelto del Zoológico que sino me muero del miedo jajaaj, en mi caso, no fue un gatito, como expongo en el relato, sino una gatita de lo más dulce y tierna, es muy cariñosa, mira ahora la tengo aquí conmigo, encima del router dormidita jajajaja. Un abrazo y feliz tarde de lunes, amigo.

      Eliminar
  4. Love this post.
    Wish I was your cat (😏).

    Thinking about you . . .
    xxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amigo Rick, me alegra te guste tanto esta entrada, y también te gusten los gatos. Besos.

      Eliminar
  5. Hola María Perlada!!!
    Que lindo encuentro!!!Una gata linda maravillosa encuentra un gatito lindo!!!!
    Por las fotos, me tocó la envidia de ser tu gatito.
    Hay espacio para un gatito brasileño abandonado trás varis años???
    Besos hada-maga... una linda hist´roia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marco, me alegra que te haya encantado este gatito, lo que pasa que en mi relato le pinté como un gato para darlo más morbo a la entraada, pero lo cierto es que lo que yo tengo no es un gato, sino una linda gatita, es preciosa, blanca pero con otros dos colores, así que ¿ya no tendrás envidia verdad? jajajaaj imagínate a dos gatitas maravillosas ¿así mejor? jajaja. Besos, lindo gatito brasileño.

      Eliminar
  6. Las mascotas siempre brindan momentos de felicidad con su incondicional compañía y afecto. Un tierno relato dedicado a tu copito de nieve.

    Besos con dulzura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien cierto es lo que dices, mi mascota me regala muchos momentos de felicidad, aunque es un poco trasto, pero muy juguetona y tierna. Dulces besos.

      Eliminar
  7. Y a mí todavía no se me ocurrió nada. Se ve que el pesado clima de hoy no me es propicio.
    Aunque en el otoño puede pasar algo como lo que contás en mi relato.

    Pensé que te referías a un perro, son capaces de dar mucho, con su compañía. Pero parece que los gatos también pueden hacerlo, según lo que contás. El afecto no es exclusivo de los humanos.
    Y es un relato sobre la felicidad.

    ¿Sabías que para dibujar a una mujer se usan construcciones parecidas a las construcciones necesarias para dibujar a un felino?
    Me gustaron las fotos.

    Besos especiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes sino escribiste nada en esa semana juevera, hay veces que las musas nos abandonan, y no hay manera de escribir nada, pero ya escribiste ésta semana un relato genial, mi querido amigo Demiurgo, eres muy imaginativo, y siempre me sorprendes. Dicen que los perros son los mejores amigos del hombre, no lo sé, porque yo nunca tuve uno en casa, y bien cierto es que tampoco tuve ningún gato, porque no me gustaban hasta hace dos o tres años que tengo a mi gatita, y desde entonces, me ha aportado unos momentos muy agradables, aunque al principio de bebé no te imaginas cómo trepaba por entre las cortinas jajaajja, casi me destroza la casa, era muy trasto, ahora lo sigue siendo pero como es algo más mayor, y por su peso, pues ya no hace esas barbaridades jajajaaj pero cuando está en su mejor momento bufff da saltos que ni te imaginas, lo que sí pasa son muchas horas dormidas, pero en cuanto oye que me voy se despierta y viene detrás, y si ves qué gestos pone algunas veces es de risa, es muy graciosa, y bueno, si sigo contando no termino. No sabía que para dibujar a una mujer se usan construcciones para dibujar a un felino, una cosa nueva que no sabía. Un placer te hayan gustado las fotografías, la verdad es que son preciosas, a mí me encantaron, y me alegra te hayan gustado. Besos muy especiales.

      Eliminar
  8. No sé si ya te lo comenté, pero sí, las mascotas en mi vida han sido fundamentales, yo soy de perros, no sé por qué los gatos no me acaban de gustar mucho.
    El caso es que tuve dos, un perro al que adopté y una perrita que me adoptó, uno murió hace 5 años y la perrita este año. Pero sabes, los adopté porque vivía en una casa con terreno y ellos correteaban libres, pero ahora que estoy en piso, pues no soy muy partidaria de tener, pero cuando vuelva a vivir en mi casita, entonces sí, porque son lo más.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suena a que sí me lo has contado, Prozac, y ya veo que tú eres más de perros, sean cuales sean, son mascotas y se les quiere igual, nos aportan compañía y son muy fieles, pero dicen que más los perros que los gatos, yo no te puedo decir, porque no lo se, solo de la experiencia que tengo con mi gata, que siempre que entro en casa me está esperando, y me sigue a dónde vaya, bien sea a la cocina, al dormitorio, al baño, a dónde sea, siempre fiel a mí lado, mira ahora la tengo aquí dormidita jajaajaj. Y ¿te cuento un secreto? a mí no me gustaban nada los gatos y menos tenerlos en casa pero... hasta que apareció mi gatita (ya dije antes que es gatita lo que tengo lo que pasa que en el relato puse gatito).- Ainssss te tuvo que dar mucha pena cuando se te murió tu perrito. Un besazo.

      Eliminar
  9. La felicidad está donde nosotros la queramos encontrar. Un abrazo felino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gran verdad has dicho, Ester, estoy totalmente de acuerdo contigo. Un besazo y abrazo felinos.

      Eliminar
  10. Lindo, sensual e terno texto! Amei

    Beijo
    http://coisasdeumavida172.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así mi relato, Cidalia. Besos.

      Eliminar
  11. Reconozco que no soy mucho de mascotas, pero entiendo que ese gato de ojos verde azules, sepa llenar todos los momentos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco era de tener mascotas, nunca la tuve, hasta hace unos años, y ahora estoy encantada, te lo aseguro. Un beso.

      Eliminar
  12. ¡Quién pudiera ser ese "copito de nieve..."!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor no te gustaría, porque si ves que abrazos la doy, que cuando son fuertes se me escapa jajaaj, lo que sí la encantan son las caricias. Un abrazo, amigo Rafael.

      Eliminar
  13. Amigos incondicionales que nos arrancan sentimientos sinceros y palabras tan bonitas como las tuyas, mi bella alma gemela.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú también sabes muy bien de lo que cuento, mi bella alma gemela, se los quiere mucho, y son nuestros mejores amigos. Muchos besos, preciosa.

      Eliminar
  14. Seguro que te da momentos de gran felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, muchos momentos de felicidad. Un besazo, Tracy.

      Eliminar
  15. Es genial tener un compañero fiel así. Además, los animales que recogemos en la calle o en una perrera son más cariñosos, más agradecidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, mi gata no la encontré en la calle, me la trajeron a casa y no me quedó más remedio que tenerla jajajaja y eso que no me gustaban los gatos, pero ahora feliz de que me lo trajeran. Lo otro fue algo que inventé en el relato para que tuviera más morbo, la mía no es callejera. Un besazo, Re.

      Eliminar
  16. Maravillosa elegía a esos eres tan especiales que apacigua nuestras soledades y fracasos.

    También tengo una “compañera”, se llama CHIKA… (No la llamo mascota), me escucha cuando le hablo, me dice de todo con sus carias y los movimientos de su cuerpo y rabo (es una Carlino color negro).

    Es la única “hembra” a la que puedo decirle “perrerías” y encima me recibe con jolgorio y me quiere…¡¡¡que más se puede pedir!!!...a ver quién es el guapo que tiene lo que hay que tener para decirle “tu madre es más fea que tu” y se ponga a brincar de alegría…jajajajajaja

    Aconsejo a los solitarios y solitarias que andamos por este mundo lleno de vanidades vagando y arrastrando nuestras soledades, tenga a su lado a “alguien” que te va a dar amor incondicional.

    Maravilloso tu relato mi admirada María.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo me alegra que tú también tengas esa compañera, porque es de la manera que sabes de lo que cuento en mi relato, y es que se les llega a querer un montón, mi querido amigo Adolfo. Yo tampoco la llamo mascota a la mía (cómo he dicho antes es gata no gato). Ya te das cuenta de que te escucha cuando la hablas, y parece que siente tus penas cuando las tienes, o cuando estás mal, ella lo nota, y lo mejor de todo es que es tan fiel compañera, no se si la tuya también te sigue a todos lados como a mí la mía, tanto que algunas veces la he llegado a pisar -no me extraña jajaajaj si es que no deja de seguirme-. Muy buen consejo das a los solitarios, yo también añadiría que no solo para los solitarios, sino para todos los que quieran desestresarse, son relajantes, según he leído aportan muchos beneficios para la salud, así que hay muchas ventajas. Me encantó leer tu experiencia con tu gata, mil gracias, amigo mío. Un beso muy grande.

      Eliminar
  17. Son maravillos@s, aquí tocas otro punto de mi talón de aquiles, que decir, si yo estoy enamorada de mi "Rubia" jajaja

    Que no nos falten nunca estos momentos, querida, ni ell@s.

    Muy sensitiva en el relato de hoy, precioso.

    Besos, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno lo que dijiste, mi querida Yayone, el de tocar otro punto de tu talón de aquiles, cómo me alegra jajajaja tú también tienes una gata, así que sabes también muy bien de lo que digo en el relato. Ainsss que no nos falten nunca esos momentos tan tiernos con nuestras fieles compañeras. Muchos besos, preciosa.

      Eliminar
  18. Esa mirada gatuna me ha fascinado pues los gatos me encantan y es una pena que no pueda tener uno en casa.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es verdad que es una pena que no puedas disfrutar de un gatito en tu casa, porque son momentos muy entrañables, se les llega a querer mucho, para mí es como si fuera mi osito de peluche, mi gatita jajaja. Un besazo, CHARO.

      Eliminar
  19. Es muy raro, rarísimo, que un animal no nos dé grandes momentos de felicidad. Es un amor sumamente leal. Yo siempre he tenido animales en mi casa. He sufrido mucho por ellos también. No cabe duda pero el amor que te dejan es lo más grande. Borran cualquier nube.


    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, lo contrario que tú, jamás tuve animales en casa, hasta hace tres años, que me trajeron a la gatita recién nacida, imposible decir que no, y cuánto me alegra los momentos, y lo que me hace reir, y jugar, ni te imaginas, parezco una niña con ella jajajaaj, no quiero ni pensar el día que me falte. Un besazo, Mag.

      Eliminar
  20. me quedo con la parte feliz de la historia, cuando el gato ya está en su hogar. siempre he sido más de gatos que de perros, aunque los perros también son geniales, claro está. pero me hace gracia de los gatos cómo van a su bola y las caras que ponen, te los imaginas haciendo comentarios irónicos sobre todo lo que ven. ^_^
    me ha encantado este relato felino. besos, maría!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca he sido de tener animales en casa, ni perros ni gatos, más bien para tenerlos fuera, pero de tener en casa prefiero los gatos porque son muy limpios, están todo el día aseándose, y son muy independientes para hacer sus necesidades acuden ellos solos a su bandeja sanitaria con arena, en cambio, a los perros hay que sacarlos a sus horas, y es un verdadero rollo. Y sí que tienes razón, son muy graciosos los gatos, yo con la mía me parto de risa con esos gestos que hace, en casa nos reímos mucho con ella jajaaj. Un placer para mí que te haya encantado mi relato felino, chema. Besos.

      Eliminar
  21. Resulta muy sensual la mezcla de un texto tan tierno con las imágenes, un poco más que tiernas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, tener un gato es algo enternecedor, no sé si tú habrás tenido alguna vez esa experiencia, pero de mí solo ha podido transmitir ternura entre palabras al contar cosas de mi gatita, que no gato, algo cambié en el relato. Muchos besos, Macondo.

      Eliminar
  22. Ayyy, María… Qué bonito texto, cómo me siento identificada!! Yo tengo una gatita blanca, se llama “Coco”, y qué verdad que me aporta momentos maravillosos… Lo has descrito perfectamente, mi preciosa amiga…

    Un placer de post!! :-)

    Bsoss y cariños enormes… Muacksss!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú también bien sabes lo que cuento en mi relato, mi preciosa, Ginebra, si es que son una delicia, y nos hacen los momentos muy agradables. Como he dicho en los comentarios, lo que yo tengo es una gatita, no gato, es que quise dar algo de morbo a la entrada :-), por cierto, tu gatita es preciosa, me ha encantado, gracias por presentármela. Besos enormes con cariño.

      Eliminar
  23. Hoy la ternura inunda tus páginas, y se hace motivo de alago,
    de copos de nieve. De cuentos de la Alhambra,
    donde el sueños se deja mecer y nuestro cuerpo se nutre otra vez
    de los sentidos que almacena tu alma y, los dejas fluir
    cual latidos cuyos sencillos run run, fluyen de tus dedos
    como gotas de agua fundida en lo alto de las dunas
    que gotean con las arenas de n uestro propio desierto.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus tiernos versos, amigo antonio, siempre dejando tu arte en este rinconcito que me alegra los momentos, gracias, enormes por tantos bellos poemas que me regalas, es un placer. Un beso.

      Ternura es la caricia de una mirada,
      un beso que llega,
      unas palabras que tocan,
      una sonrisa que besa,
      la luz de tus ojos,
      los versos que mecen el alma.

      Eliminar
  24. Respuestas
    1. Siii jajaja, qué simpática eres, gracias bella Flor. Un besazo.

      Eliminar
  25. Hay gatos con suerte eh...
    Y en cambio los toros....

    Grrrrrrrr

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También hay gatas con suerte ¿eh? la que yo tengo es una gata jajajaja. Besos.

      Eliminar
  26. Qué dulzura de texto! Y las imagenes preciosas! me ha gustado mucho esa sensación de ternura y suavidad.. Muy delicado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer para mí que te llegue esta entrada de esa manera tan tierna y suave, preciosa lunaroja. Un beso bien grande.

      Eliminar
  27. Ahora sé por qué me gustaría ser gato...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajaja qué bueno lo que dijiste, Pedro. Besos.

      Eliminar
  28. Por las fotos y la atención que le brindas, seguro el gatito está más que feliz!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que así es, ella está muy feliz, pero yo también. Un beso, Neo.

      Eliminar
  29. Estoy asombrada por la capacidad artística que tienes al construir tu entrada.
    Creo que esta es una de las mejores que te he leído.
    Cuanto acierto y perfección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lo dices en serio, tecla? ¿ha sido ésta entrada la que más te ha gustado? será por la ternura con la que transmito todo el cariño que siento hacia mi gatita, que es como si fuera mi osito de peluche, y yo como si fuera una bebecita jajaaj. Gracias, preciosa, me alegra que te haya gustado tanto. Un besazo.

      Eliminar
  30. Me ha gustado este relato de tema tan distinto a lo que nos tienes acostumbrados tanto como esos llenos de pasión que nos regalas habitualmente.
    Los instantes de felicidad suelen ser escasos pero, afortunadamente, son los que más se recuerdan.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices, amigo JJ, que los instantes de felicidad son los que más ser recuerdan, con cariño, con ternura. Me alegra te haya gustado este tema tan distinto a todos los demás eróticos, que he escrito, ésta vez puse toda mi ternura hacia mi gatita, (no gato), que la adoro y es como mi osito de peluche, me paso muchos momentos acariciándola, que la gusta mucho, y a mí más, pero es que si la abrazo se me escapa no la gusta jajaja. Un beso.

      Eliminar
  31. Los dos tenéis suerte de teneros.
    ; )

    La foto del gato atado a la cama...es de traca eh...

    Besazooooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gran verdad, que es una suerte tener a mi gatita. Y sí que es la traca esa foto la tenía guardada hace tiempo porque cuando la vi en internet me resultó muy graciosa jajaja, y mira he aprovechado para utilizarla en esta entrada, me ha servido jajaja. Besazooooooooooooooo.

      Eliminar

  32. Que preciosura de relato, con imágenes divinas. Hay muchas personas que buscan la felicidad a todo costa, pero no se percatan que la tienen en las cosas más sencillas que los rodea. Una linda mascota puede hacer la diferencia.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado éste relato con imágenes. Y sí que tienes razón que hay personas que se empeñan en buscar la felicidad más allá, cuando la felicidad la tenemos tan cerca ¿verdad? Un besazo.

      Eliminar
  33. maria eres una fiel compania cada vez que te leo. kisses my sweet friend andy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu fiel compañía al leerme siempre. Un beso, andy.

      Eliminar
  34. Ha sido todo un detalle que te pasaras por mi olvidado blog para dejarme unas palabras de apoyo. Después de más de un año de ausencia ha sido una sorpresa que alguien se acordara de mi. Muchas gracias de corazón.
    Efectivamente tengo intención de volver, pero embarcado en una aventura nueva que aunque aún no sé como presentar espero que me traiga muchas satisfacciones. Y por supuesto aunque no he comentado he seguido pasándome por aquí y tu otro blog para disfrutar de tus textos. Siempre es un placer leerte aunque sea desde la distancia.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es cierto, que llevas mucho tiempo ausente, y espero que te aporte muchas satisfacciones tu nuevo proyecto, ya lo iré viendo cuando comiences con tu nueva andadura, Eduardo. Y me alegra mucho te hayas llevado una sorpresa por mi visita, yo nunca me olvido de los amigos blogueros que me han acompañado durante años, aunque hayan dejado de publicar, siempre me acuerdo de ellos, ya lo viste. Un besazo enorme y te deseo mucho éxito y satisfacciones.

      Eliminar
  35. jajajajajajaj me he reído con la última foto , oye espectaculares las fotos sinceramente y las letras claro está jajaja pero mas brillas tú un besote guapa feliz finde desde del brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que pensaba que te reías de la otra del gatito jajaja, pero esa que dices tú también llama la atención. Me alegra que te hayan gustado las imágenes, preciosa. Un besazo enorme, corazón.

      Eliminar
  36. No se de donde sacas las fotos, pero van muy bien con el texto.
    Me quedo con la del desnudo al gato. Se lo merecía.

    Kissss y Kissss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho quieres saber :-) que es broma jajaja, Friné, mira te cuento que las fotos las saco algunas de la manga jajaja, otras de internet, otras son mías, y otras las pinto jajajaja. Muackssss.

      Eliminar
  37. Que vida más regalada tiene el gatito :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creía que ibas a decir otra frase jajaja. También las personas tenemos grandes regalos con los animales, sobre todo, cuando en principio no nos gusta tenerlos en casa, pero al final los queremos como si fueran de la familia y no quiero pensar el día que no esté con nosotros.. Besos. Alfred.

      Eliminar
  38. Nunca tuve una mascota pero le tengo un cariño inmenso a la perrita de una amiga mía. Cariño que es recíproco pues los animales entregan su cariño de una forma incondicional y única.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que los animales dan el cariño que reciben, y ellos mismos se dan cuenta de si les caes bien o no les caes bien. Como he dicho antes, yo jamás tuve una mascota en casa, hasta hace unos años, desde entonces, estoy encantada, como una niña pequeña jajaja. Un abrazo muy fuerte, amigo Pepe.

      Eliminar
  39. A esa gatita le toco la varita de la fortuna al caer en tus manos María, mejor dueña y compañera no creo que encuentre , salvo si se tropieza con ese gato atado a la cama que puede que se anime y hagan gatitos.
    Besos .
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una alegría tener a la gatita, aporta muchas satisfacciones, a mí me encanta cuando está conmigo y ronronea, no te imaginas la paz que me transmite. No creo que tropiece con ningún gato, porque en casa no tenemos más, a no ser que se escape, sino sí que traería gatitos porque yo no la tengo castrada, personalmente no me gusta porque me parece un crimen. Besos, Puri.

      Eliminar
  40. MAria lindo post, en definitiva tu blog es más que palabras y ya quiero un copito de nieve también pronto, Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lulu, gracias por tus palabras, un placer tenerte aquí, y ya sabes, anímate a tener uno porque aportan muchas satisfacciones. Un beso.

      Eliminar
  41. Esta noche me siento gato, no sé si blanco o negro, pero muy felino.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajajaja, me sacaste sonrisas, intimista, ya veo que te sientes muy felino jajaja. Besos enormes.

      Eliminar
  42. Ese es el AMOR VERDADERO el que da la real felicidad sin pedir nada a cambio, ayyy !!! como te entiendo son unos compañeros increíbles, son parte de ti, de tu vida de tu familia una parte verdaderamente importante de tu vida que llena un gran espacio dentro de tu alma y corazón llenandolo de flicidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo me has entendido, María Liberona, así es, como lo has descrito, que sin pedir nada a cambio, son tan fieles las mascotas, y además, parece que adivinan si te encuentras bien o mal, y se pone triste cuando me voy, o contenta cuando vuelvo, o cuando juego con ella o la doy la comidita, es un amor mi gatita, como si fuera de mi familia. Un besazo.

      Eliminar
  43. No sabes como te comprendo....yo que soy de alma gatuna, no me conforme con solo uno sino que son tres mis amores.Y hay mayor felicidad que dormirte con el ronroneo de tu gato? Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces tú sí que me entiendes, lo único que yo no sería capaz de tener tres gatitos, con una ya tengo bastante jajajaaj, y qué razón tienes con lo que dices del ronroneo. Besos, MOLI.

      Eliminar
  44. Gracias querida por tu visita.

    Besos

    ResponderEliminar
  45. Siento debilidad por los gatos. Cada vez que veo uno por la calle no puedo evitar pararme a mirarlo.

    Un beso, feliz finde ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que sientas debilidad por los gatos. Yo antes de tener a mi gatita no me paraba a mirar a los gatos, pero desde que tengo a la mía, sí que los observo cuando los veo. Un beso, Ray, y feliz tarde.

      Eliminar
  46. Buenas tardes, María:
    Me he sentido a gusto leyendo la felicidad que compartes con tu “copito de nieve”, me he acurrucado cerca de vosotros, desde una distancia que me permitía recrearme con la complicidad que compartís. El te observaba con atención cada vez que tus manos se alejaban de él para pulsar el teclado. Sus ojos miraban ocasionalmente con recelo al teclado, como si envidara tu rozar el teclado como caricias que él no recibía.
    Feliz tarde, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Nino, me alegra un montón que te hayas sentido agusto leyendo mi entrada y viendo las imágenes, y que te hayas acercado a la complicidad, me encanta que os sintáis cómodos en mi rincón, y disfrutéis de cerca las entradas, y las hagáis vuestras. Y qué gran razón lo que dices, que a veces, se me pone delante de la pantalla, o del teclado y no me deja escribir, porque requiere toda mi atención, es que es algo celosa, y cuando estoy con alguien, o cuando estoy hablando por teléfono viene a mí y me muerde, para que lo deje jajaja. Qué bonitas tus últimas frases, las dijiste en prosa, me encantaron. Feliz tarde también para ti. Un besazo.

      Eliminar
  47. Es que los animalitos siempre nos son fieles y nos hacen mucha compañía, y ese gatito precioso, no me extraña que lo quieras tanto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es preciosa mi gatita, también blanca, pero con dos colores más, y es muy fiel, tanto que me sigue a todas partes en casa jajaja así que a veces la piso sin querer ainss pobre jajajaja. Un abrazo,, Carmen, preciosa.

      Eliminar
  48. Dicen que los gatos no son fieles ...que asi como llegan un dia se van...dicen que los perros son mas amigos del hombre y bla bla bla...yo pude constatar que los gatos..en especial las gatas, son mas mimosas y cariñosas..les gusta mucho la compañia humana y hasta cuando van a parir buscan a quien los cuida para que les de calor...son muchos los momentos de felicidad que dan esos peludos animalitos...(lastima que existen personas que los matan sin razon..mi gatita se le ocurrió irse de parranda y seguro se metió donde no debía...y pues ya no la tengo ..a veces hasta la veo caminando por la casa pero solo son sombras..)
    Y si..la felicidad llega desde cualquier lugar..aunque se marche un dia..besossss,,,preciosas imagenes niña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy muy de acuerdo con lo que dices, Diva, ahora puedo constatar sobre ello, no antes porque desconocía cómo eran estos animalitos peludos, y pensaba lo que dices tú que se dice de los gatos, que sin son ariscos, que si son esquivos, que si patatin que si patatan. Pero te aseguro, como bien dices, nada de ello, porque mi gata (en el relato inventé gato) es de lo más cariñosa, y mimosa, no la gusta estar sola ni un segundo ni para dormir, y a mí también me da mucha pena que haya personas que los maltraten o los abandonen o maten, me parece de una cruedad total. Siento que la tuya se te escapara, como son tan curiosos los gatos, se meten donde nadie les llama, seguro que se metió en algún sitio del cual no pudo escapar, pues sí que la tienes que echar de menos, porque me pongo en tu lugar, y yo también vería sus sombras. La felicidad la encontramos nosotros en cualquier lugar. Gracias por tu experiencia, te lo agradezco la hayas compartido, me parece muy interesante lo que dices de los gatos. Besazos.

      Eliminar
  49. Bella, sensual, sensible ,humana, es decir MARIA, sin lugar a dudas muestra bella Maria, que sabe regalarnos una bella entrada llena de ternura.
    Siempre besos llenos de buenos deseos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tiernas tus palabras, mi querida Gloria, gracias por verme así, de esa manera tan sensible. Un placer tu visita. Muchos besos con cariño, y mil gracias por tus buenos deseos, corazón.

      Eliminar
  50. Si. Yo conozco gente que tambien iene debilidad por los gatos. A mi me gustan mas los perros. Sera que siempre los tuve en mi infancia y adolescencia cuando vivia con mis padres. Son compañeros, estan siempre atras de uno. Los gatos no se. A veces parece que estan mas en la suya y no le llevan tanto el apunte a otro. Aunque no se. Se de mucha gente que vive sola y tiene hasta tres gatos y dicen que son sun amigos mas fieles jja. Cuestion de gustos. Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como he comentado antes, a mí no me gustaban los gatos, pero desde que tengo la mía, la adoro, porque me aporta muy buenos momentos. Ya veo que tú sientes debilidad por los perros, ya que tuviste en tu infancia y adolescencia, yo en cambio, nunca tuve en casa ninguna mascota hasta que me trajeron ésta, que hace de mis días momentos muy agradables. Y yo opinaba que eran ariscos, pero he visto que no es así, es todo lo contrario, mi gatita es muy mimosa. Muchas gracias por tu aportación, amigo Gustavo, me encantó leerte. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  51. Hola María, me alegra saber tu amor por los animales! El hecho de recoger a esa gatita dice mucho de ti. Yo tuve un perro hasta que cumplió catorce años y... el año pasado... Aun no lo he superado.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es cierto que se coge cariño a los animales, aunque en realidad, a mí antes no me gustaban, pero desde que tengo a mi gatita comprendo el valor de un animal que puede llegar a ser acogedor como de la familia. Siento lo de tu perro, no me extraña nada que no lo hayas superado. Un beso, Gumer.

      Eliminar
  52. ¡qué suerte la de algunos gatos! creo que empezaré a aprender a maullar para ver si me liga. ¡¡miiiiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaauuuuuuuuuuuuuuuu!! jajajajajaja.

    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajaaj pues ya estás empezando a maullar a ver si tienes suerte jajajaj. Un beso, DRACO.

      Eliminar
  53. Cuánto puede una mascota, espantar nuestra soledad, o sacarnos como una esponja, el amor y el afecto. UN beso. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gran verdad lo que dices, amigo Carlos, y es que hace mucha compañía y se les llega a querer mucho. Un beso.

      Eliminar
  54. Hola Gata Perlada, perdón, Dama Perlada
    Tengo que decirte que en eso nos parecemos... A mí no me gustaban los animales. Bueno, corrijo: me gustaban, pero no me gustaba tenerlos en casa. Y bueno, apareció la gata. Después de tres años, he de decir que ya no sabría lo que es la casa sin ella. Podría hablarse largo y tendido sobre los gatos, pero me ha llamado mucho la atención lo de la ventana. A mí, al principio también me daba miedo verla asomarse, pero me he acostumbrado. Ella se cuida muy mucho de caerse. Más de lo que pensamos. Son los seres más limpios y cuidadoso que he visto... desde luego más que muchos humanos, que entran en casa como un elefante en una cacharrería, je, je.
    Al final, claro está, se trata de una relación y, sea un animal, una planta o un humano, si te da cariño... pues es lo que tiene, que ya no puedes vivir sin ello (bueno, una planta, lo que es cariño no te da, pero te da color, que todo está bien)
    Muchos besos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajaja me sacaste sonrisas con lo que me dijiste de Gata Perlada, porque casualmente en la entrada que publiqué hoy, me menciono, casualmente, como gata jajaajaj, así que nada de pedirme disculpas, si así te parezco al leerme jajjaja. Eres super simpático y amabilísimo, de verdad, gracias por tu fiel compañía, y por seguir caminando, a tu paso, tómate el tiempo que quieras, para leer las entradas que te apetezca, sin ningún tipo de compromiso, cuando quieras y cómo quieras, que en cualquier momento que entres, nunca llegas tarde, amigo Isidoro, y siempre es un placer leerte.

      En cuanto a lo que me comentas, exactamente, eso me pasaba a mí, que no me gustaba tener animales en casa, y jamás los tuve, hasta que llegó mi gatita, como veo también te ha pasado a ti, y casualmente, la mía tiene ese tiempo, tres año, ¿de qué color es la tuya? Pues te pasa como a mí, que no podría vivir sin ella, mira ahora mismo la tengo aquí, encima del routter dormidita a estas horas esa es su cama jajaajaj.

      En cuanto a lo de la ventana, se conoce, por lo que veo, que les gusta a todos los gatos asomarse, y es que son tan curiosos que no me extraña, pero yo conozco alguno que de tanto mirar se cayó, pero como dicen que los gatos tienen tres vidas, no parece les pase nada, de momento, mi gata no se ha caído, pero es que la dejo poco subida, porque me da miedo no sea que se caiga o se resbale, se haga daño, o desaparezca y no vuelva a verla, por eso procuro que se baje. Y lo que tú dices, que sí que son muy limpios, la mía ha estado bañándose antes de quedarse dormida jajaaj.

      Cómo me alegra que coincidamos en tener una gata, y además, del mismo tiempo, un placer tu visita, y charlar un ratito contigo en ésta mi sobremesa.

      Muchos besos enormes, Isidoro.

      Eliminar

Cierra los ojos, vuela y deja que tus latidos escriban por ti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...