jueves, 28 de febrero de 2019

"El plan de Eva" (Relato juevero)




Eva, como siempre tan atractiva, con su sombrero y labios rojos, y un vestido translúcido despampanante, caminaba entre transparencias, por aquella calle larga y solitaria en una noche oscura en la que no le acompañaban las estrellas, ni tampoco la luna llena, pero sí el viento que le acariciaba entre tules, al compás de aquellos pasos que cada noche la seguían, siendo el eco retumbar de su taconear.

Con los nervios a flor de piel, Eva, de su bolso encuentra de todo menos las llaves, hasta que por fin da con ellas y abre la puerta. Nada más entrar empieza a sonar el teléfono... 

¡¡¡Ringgggggg!!!





- ¿Quién es? - dijo Eva.

Al otro lado del auricular...  

- Buenas noches. ¿Eva? - Era una voz desconocida.

- Hola. Sí, soy yo - contesta ella.

- ¿Puedo verte ahora? - le dice la voz desconocida.

- ¿Quién eres? - pregunta Eva.

- No me preguntes, y abre la puerta que estoy aquí.





Al abrir la puerta al desconocido se miran los dos fijamente a los ojos y él con ímpetu la abraza besándola los labios rojos, al tiempo que le acaricia sus cabellos dorados.

Eva, exaltada y azorada por lo que estaba sucediendo le suelta de sus brazos pidiéndole explicaciones... 

- ¿Se puede saber quién eres tú para irrumpir en mi casa y lanzarte a besarme?

Él le pide disculpas, y la dice... 

- Discúlpame. Soy el Inspector Valiente. - 

- ¿Eres tú el que me sigue cada día? ¿por qué? ¿qué he hecho? - le pregunta ella.

- Sí. Estoy contratado por tu antiguo amante, para espiar cada paso que das, pero tengo que confesarte algo importante, ahora soy yo quién estoy enamorado de ti - le dice el Inspector mirándola a los ojos.

- ¿Pero qué estás diciendo? ¿Y por qué me sigues? yo con él no tengo nada, terminamos la relación hace un año - dijo Eva.

- Tu antiguo amante sigue enamorado de ti y me ha contratado para que siga todos tus pasos. Ahora comprendo su locura de amor, pero yo ya no puedo seguir espiándote más. Y ahora soy yo el que necesito tenerte... tocarte... besarte... acariciar tu piel... estrujar tus pechos... arrancarte las bragas... lamer tu sexo... enredar tu cuerpo entre el mío... Necesito follarte con la ambrosía de mi polla para sentir tu boca estremecida de placer... y arrancarte el gemido gritado más profundo... Estoy loco... loco por ti... Escapémonos... huyamos de aquí mi reina...  





Eva se queda perpleja escuchándolo. Su sensual roja sonrisa se va transformando a pícara malvada... Sus dulces ojos se clavan en el cielo azul de los del Inspector... Su mente empieza a divagar... a pensar en un maquiavélico plan...





- Está bien, dijo Eva, huiré contigo... mi sensual y atractivo desconocido... para mí será una situación morbosa y excitante. Pero antes necesito que nos deshagamos de mi ex, porque sino me seguirá haciendo la vida imposible. Le confesarás que tú eres mi amante y tendrás que asesinarlo- le dijo Eva.

- ¿Cómo? ¿Qué dices? - preguntó asustado el Inspector.

- Lo que me estás escuchando, y cuanto antes lo hagas, antes huiremos- respondió Eva.

- Estoy tan loco por ti que haré hasta lo imposible... - dijo el Inspector Valiente.

Y así fue como él trazó un plan acabando con el ex-amante de Eva, para poder huir los dos juntos... lejos... muy lejos... 

Poco después del asesinato, el Inspector está intentando hablar con Eva por teléfono para comunicárselo, sin éxito... ¿qué pasa? se pregunta él... es extraño que no conteste... por lo que se dirige a la casa de Eva... llama a la puerta y sigue sin contestar...  

¡¡¡Zasssss!!! da un golpe a la puerta.... y la abre... se dirige deprisa a su habitación... pero allí no está... después al cuarto de baño... abre la puerta y... asustado da un grito... ¡¡¡Ayyyyyyyy Evaaaaaaa!!!

Allí tendido en la bañera reposaba el cuerpo mojado de Eva... había sido asesinada... 







El Inspector Valiente desgarrado en su desconsuelo al verla... muriendo en su mar de pena... detenido en el espacio del tiempo.... llorando lágrimas de sangre derramadas desde las arterias de su corazón... bañando de dolor el sensual cuerpo de Eva... 




Más relatos jueveros sobre tema libre en el blog de Ame




Safe Creative #0907274170999


sábado, 23 de febrero de 2019

"Bravío"



Si tú pudieras verme...
y descubrir ante tus ojos,
que soy fuego lascivo 
latiendo extracto vivo,
instinto salvaje enfurecido,
inevitable puro bravío. 

Si tú pudieras sentirme...
desnudándome de norte a sur,
desencajándome de este a oeste,
dislocándome las vertebras del deseo,
perdiéndome en el abismo,
de un delirio sin sentido.

Si tú pudieras palparme...
sembrando en mi piel
caricias de lujuria y miel.



Safe Creative #0907274170999


jueves, 14 de febrero de 2019

"La fuerza del amor" (Relato juevero)




Tú eres...
el sol de mis días,
la luna de mis noches,
la estrella que me guía,
la sonrisa de cada día,
mi abrazo constante.

Tú eres...
el mar de mi oleaje,
el volcán de mi fuego,
el sueño eterno,
mi barco velero,
mi caricia tatuada.

Tú eres... 
mi cálida voz,
mi latir en la poesía,
mi verbo en cada renglón,
mi suspiro nombrándote,
mi desvelo constante.

Tú eres... 
la fuerza del amor.



Más relatos jueveros sobre la fuerza del amor en el blog de Pepe



Safe Creative #0907274170999


domingo, 10 de febrero de 2019

"Perfilar"




Me traiciona la impaciencia,
cuando me perfilas con tu mirada,
agitándome las neuronas,
se me encharca la inocencia,
despeinándome el deseo.

Alpinistas tus ojos, 
atravesando el canal
de mis palpitaciones,
desarmándome en el vicio.

Y me haces sentir la obscena balada, 
la estrofa pecaminosa de tu composición.



Safe Creative #0907274170999


miércoles, 6 de febrero de 2019

"La vida de los otros" (Relato juevero)



Desde que llegó el vecino de enfrente, no dejaba de espiarle porque me tenía cautivada, por su aire tan informal, misterioso y solitario. Me atraían sus ojos, sus labios, su coleta, su barba... Todo... Él era mi única obsesión.

Todas las mañanas, cuando me despertaba, lo primero que hacía era observarle tras los cristales de la ventana de mi habitación que iba a dar al patio de luces frente a la suya. Él seguro que sospechaba que yo le espiaba, porque siempre que abría su ventana, se asomaba  desnudo intencionadamente, mirando mi ventana para encontrarme.

Por las noches, cuando sabía que él llegaba de trabajar, yo bajaba con mi perro Toby a pasear, de este modo, coincidía con él en el portal, y cada vez que nos cruzábamos nos saludábamos y al mirarme no podía impedir derretirme como un helado.

Cada vez que coincidíamos en el ascensor, me azoraba como una niña, tratando de esquivar su mirada, pero él se daba cuenta de la excitación que me causaba verle, y pícaramente, me sonreía.

Aquella noche, me puse a ver una película erótica en la tele tumbada en el sofá, con mi Toby al lado, y con la imagen del vecino metido en mi cabeza que me tenía más que loquita, y me quedé dormida...

Al entrar en el ascensor, allí le vi dentro, la puerta se cerró y la luz se apagó. Yo me ruboricé al ver que los dos nos quedamos atrapados. A los pocos minutos grité. No sabía si era porque no podía salir de allí o porque noté sus dedos introducirlos entre mi sexo humedecido. 

Él al sentirme tan excitada me empujó contra la pared del ascensor arrancándome el tanga y el vestido. Y comenzó a morderme el cuello y lamerme los pechos como si de una fiera se tratara devorándome toda. Lo que hizo que perdiera mi timidez. Sin dejar de gemir y sollozar de placer. Yo ahora era una puta gozosa suplicándole me clavara su polla hasta lo más hondo de mi coño. Él seguía a lo suyo, comiéndome todo mi cuerpo, sin hacer caso a mis súplicas.

Excitada, agitada e impaciente sin poder más de las ganas le desabroché la cremallera del pantalón, agarrándole su miembro que estaba más duro que una piedra y...

En ese momento sonó el timbre, despertándome. Abrí la puerta y me quedé perpleja... Era mi vecino...


Más relatos jueveros sobre la vida de los otros en el blog de MOLI



Safe Creative #0907274170999