miércoles, febrero 06, 2019

"La vida de los otros" (Relato juevero)



Desde que llegó el vecino de enfrente, no dejaba de espiarle porque me tenía cautivada, por su aire tan informal, misterioso y solitario. Me atraían sus ojos, sus labios, su coleta, su barba... Todo... Él era mi única obsesión.

Todas las mañanas, cuando me despertaba, lo primero que hacía era observarle tras los cristales de la ventana de mi habitación que iba a dar al patio de luces frente a la suya. Él seguro que sospechaba que yo le espiaba, porque siempre que abría su ventana, se asomaba  desnudo intencionadamente, mirando mi ventana para encontrarme.

Por las noches, cuando sabía que él llegaba de trabajar, yo bajaba con mi perro Toby a pasear, de este modo, coincidía con él en el portal, y cada vez que nos cruzábamos nos saludábamos y al mirarme no podía impedir derretirme como un helado.

Cada vez que coincidíamos en el ascensor, me azoraba como una niña, tratando de esquivar su mirada, pero él se daba cuenta de la excitación que me causaba verle, y pícaramente, me sonreía.

Aquella noche, me puse a ver una película erótica en la tele tumbada en el sofá, con mi Toby al lado, y con la imagen del vecino metido en mi cabeza que me tenía más que loquita, y me quedé dormida...

Al entrar en el ascensor, allí le vi dentro, la puerta se cerró y la luz se apagó. Yo me ruboricé al ver que los dos nos quedamos atrapados. A los pocos minutos grité. No sabía si era porque no podía salir de allí o porque noté sus dedos introducirlos entre mi sexo humedecido. 

Él al sentirme tan excitada me empujó contra la pared del ascensor arrancándome el tanga y el vestido. Y comenzó a morderme el cuello y lamerme los pechos como si de una fiera se tratara devorándome toda. Lo que hizo que perdiera mi timidez. Sin dejar de gemir y sollozar de placer. Yo ahora era una puta gozosa suplicándole me clavara su polla hasta lo más hondo de mi coño. Él seguía a lo suyo, comiéndome todo mi cuerpo, sin hacer caso a mis súplicas.

Excitada, agitada e impaciente sin poder más de las ganas le desabroché la cremallera del pantalón, agarrándole su miembro que estaba más duro que una piedra y...

En ese momento sonó el timbre, despertándome. Abrí la puerta y me quedé perpleja... Era mi vecino...


Más relatos jueveros sobre la vida de los otros en el blog de MOLI



Safe Creative #0907274170999


59 comentarios:

  1. vaya forma tan brusca de interrumpir tu sueño TAN ESPECIAL.....menos mal que era el vecino.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CHARO ​

      Siii jajaaj menos mal que era el vecino, para así continuar el sueño desde la realidad.

      Muchos besos, preciosa.

      Eliminar
  2. Los sueños y la realidad entremezcladas. Excitante.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan L. ​

      Si es que a veces los sueños son continuaciones de realidades, o al revés, también pueden ser deseos, o tal vez, lo contrario, pero los sueños nos rebelan muchas cosas, aunque en este caso, se trata de un relato inventado, nada que ver con la realidad.

      Muchos besos.

      Eliminar
  3. ¡Caramba, caramba! ¡Quién sabe si ahora tus sueños se hacen realidad! Igual viene a por algo más que por sal o azúcar... o a quejarse de los ladridos de Toby :-)

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magade ​

      Jajajaja me has sacado sonrisas, preciosa, pues quién sabe a por qué puede llegar el vecino, tal vez, los ladridos de Toby le han molestado y viene a quejarse jajaaj.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  4. Lo misterioso, la novedad, el sueño y la imaginación... cuarteto de cámara.

    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De barro y luz ​

      Qué imaginativo tu comentario, me encantó, que hayas sentido todo eso a la vez, y la definición que le diste, wuauu.

      Muchos besos.

      Eliminar
  5. a veces tenemos sueños premonitorios, porque nuestro subconsciente va procesando información, a partir de la cual extrapola algo que podría ocurrir en un futuro. y a veces la realidad coincide con lo que nuestro subconsciente había predicho a través de nuestros sueños.
    un relato en el que llamas a las cosas por su nombre, sin rodeos. ;) todos tenemos fantasías de hacernos los encontradizos y que ocurra algo...
    besos, maría!!

    ResponderEliminar
  6. Bueno María quien no ha soñado alguna vez con tener un vecino como el de tu relato ...ay desde luego en parte inoportuno el timbrazo ..pero por otro lado acierto él en la puerta de tu casa .mmmmm que pasará:::? me gusto el relato muy seductor .
    Abrazos reina y besitos a montones .

    ResponderEliminar
  7. Húmedo sueño, María. Tal vez haya un vecino guaperas y tu inconsciente te aconseje estrategias de ascensor :-) ES broma. Muy divertido el post.

    Un abrazo, dulce María y por una noche bella, y si puede ser, con sábanas revueltas :-)

    ResponderEliminar
  8. Y le dijiste pasa que solo faltas tu para completar mi sueño, ve quitandote la ropa que te pongo en antecedentes. Buen relato con un final que ¡ojalá! Saltibrincos

    ResponderEliminar
  9. Hazlo realidad, María. Te lo mereces. Es todo tuyo. En sueños lo trajiste a vos... Y luego cuéntalo, por favor, tan impecablemente como tu relato de hoy.

    Abrazo hasta allá!!

    ResponderEliminar
  10. El vecino intuyo tus pensamientos
    y vino a completar el sueño que se había quedo interrumpido...

    Un abrazo

    Mari

    ResponderEliminar
  11. Um texto belíssimo!

    Beijos e uma boa noite.

    ResponderEliminar
  12. Fue intenso el encuentro onírico en el ascensor. Me gustó el uso de lenguaje crudo, funcionó para describir como ella se sentía.
    El sueño que le reveló a la protagonista, la intensidad de su deseo. Tal vez fue un sueño premonitorio. O tal vez el vecino también tuvo su sueño.
    El haber despertado será gratificante, cuando los deseos se encuentren.

    Besos especiales.

    ResponderEliminar
  13. Que tu sueño se haga realidad! ajajajjjj
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  14. Pueden pasar al vivo y en directo :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. excelente!!!! me gustó todo, la intensidad y la vuelta de tuerca la final... muy preciso y descriptivo ja... hot digamos, besos!!

    ResponderEliminar
  16. Los vecinos blogueros sacamos el post para ver si coincidimos en el ascensor,
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Cuando uno desea tanto algo termina por ser cierto, y ya intuía lo que venía tras quedarte dormida, claro que despertar de ese sueño tan intenso no hace ninguna gracias, habrá hecho realidad el sueño el vecino? o solo iba por azúcar? tal vez fue por eso y encontró miel ;) Y Toby lo vio todo :P

    Besos con dulzura Mi Hada Dorada.

    ResponderEliminar
  18. Has ligado muy bien el sueño con la realidad y con las apreciaciones que la protagonista tenía sobre el vecino.
    Muy bueno.

    ResponderEliminar
  19. mi querida y sensual Poetisa...sigue siendo un festín de sensualidad leerte!
    Ha quedado la huella de tu erotismo en los recuerdos que de ti guardo...
    Inolvidables son aquellos intercambios de líneas con que hacíamos fluir sin recato ni pudor nuestras inquietudes

    ResponderEliminar
  20. los sueños pueden volverse realidad aunque el escenario pueda ser diferente.

    un beso.

    ResponderEliminar
  21. Esos vecino de enfrente!!!
    Besucos María

    ResponderEliminar
  22. Al abrir la puerta continuaron donde se habían quedado...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  23. La vida se compone de sueños.
    Y que mejor señal del cielo que el vecino en la puerta;-)

    me encanta tu inspiración erótica
    que prosigue en las mentes.
    Abrazo y beso con cariño a ti.

    ResponderEliminar
  24. Hay sueños que se hacen realidad......lindo relato lleno de erotismo......saludos a la distancia.

    ResponderEliminar
  25. Menudo sueño incendiario.

    Un placer leerte.

    Abrazos enormes.

    ResponderEliminar
  26. Il tuo desiderio d'amore ha fatto si che un sogno passionale si avverasse....
    Buongiorno e un abbraccio, Maria, silvia

    ResponderEliminar
  27. Hola María, le voy a perdonar al vecino que interrumpiera tu sueño porque espero que lo haga realidad.

    ¡Besos! :D

    ResponderEliminar
  28. Me parece que la visita del vecino no era porque se hubiese quedado sin sal.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. No intuia ese final, me encanto Maria el relato

    Besos enormes

    ResponderEliminar
  30. Abrir la puerta en esas condiciones, es más que probable que provoque lo que va a ocurrir; los motores ya estaban calientes y en marcha, así que… 😏

    Me ha encantado, preciosa. Haces que la imaginación se dispare!

    Bsoss y cariños, y feliz tarde 💙

    ResponderEliminar
  31. El sueño y la realidad de la mano en este erótico texto juevero con un final inesperado.
    Feliz día María.
    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Será verdad que los sueños se hacen realidad... jajajaja :P

    Bss.

    ResponderEliminar
  33. Bueno... a continuar el sueño pero en realidad....

    Muy bueno.

    ResponderEliminar
  34. Momento para hacer realidad todo el sueño... incendiario tu relato, María.

    Mil besitos que te lleguen y feliz día ♥

    ResponderEliminar
  35. Abres la puerta y le dices: "Qué coincidencia, justo estaba soñando contigo". Y él te pregunta: "¿Qué soñabas?". Y tú, sin hablar, te arrodillas y le MUESTRAS lo que soñabas.
    Te dejo un abrazo, Dorada.

    ResponderEliminar
  36. Y con él, quizás el momento de llevarlo a lo real.
    ¿O sería telepatía?
    Besos, preciosa

    ResponderEliminar
  37. Seguro que el acababa de despertarse del mismo sueño y llamo a tu puerta para hacerlo realidad. Excitante y erotico. Besos.

    ResponderEliminar
  38. Es sempre um placer volver a leerte
    Bjs

    Kique

    Hoje em Caminhos Percorridos - Cuidado Homens

    ResponderEliminar
  39. Siguió el rastro de tu excitación.
    Besito

    ResponderEliminar
  40. Sueños así nos mantienen vivos, gracias.

    ResponderEliminar
  41. Pero que inoportuno!!! Mira que venir justo en ese momento a molestar...grrrrr...yo que tú, en penitencia por su desparpajo,le hago lo mismo que el estaba haciendo en el sueño...
    Estoy casi segura que no se va a enojar...
    Besos

    ResponderEliminar
  42. Hola Maria.. Ya vuelvo a estar conectado, asi que paso a saludarte, y disfrutar de tu relato erotico, o mas bien es un sueño.. Pero chica lo que no me ha quedado claro es que paso cuando abriste la puerta y apareció el vecino, no te pediría una cabeza de ajos para hacerse un guiso... !vamos digo yo..!!
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  43. Hola Dorada,
    !Wow! vaya sueño super tan erótico. Cuanta lujuria, sensualidad lo hay a borbotones. Y qué intuición más certera la de tu vecino, vamos, echale mano y has de tu sueño lucido una realidad. Te quedo genial!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  44. Amiga, será la fuerza de la voluntad... funcionará?
    Abrazos de vida

    ResponderEliminar
  45. Los deseos tienen eso, que engendran acciones no?

    ResponderEliminar

  46. "Abrí la perta" tu puerta, la de ese corazón que aun en tinieblas se apega a su costado y deja caer sus letras... las que enjutas y viables… ceretas y fieras siguen acompañándonos y se deslizan por los ojos por los labios por su cuerpo por su alma por su tronco y por su savia.
    Hoy luce el perfil de su cuerpo y atiza la candela y el calos se precipita a lo más honde del bosque a lo profundo de su sima, donde aún canta la cigarra y la hormiga porta el grano y los cielos se serenan dejando caer de ellos savia nueva tus sentidos algodonados dejándonos participar en ellos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  47. Belíssimo texto!
    Um beijo, Princesa!

    ResponderEliminar
  48. SE observa el buen hilado narrativo, en un texto de onírico erotismo, con un final que sorprende, como deben ser los buenos cuentos. Un beso. carlos

    ResponderEliminar
  49. No por nada uno pone cortinas en las ventanas, como un velo, como un vestido, como esa duermevela dónde uno no sabe si está despierto o soñando

    Beso!

    ResponderEliminar
  50. Me ha gustado mucho tu sensual versión de "La ventana indiscreta". Ese vecino es el espia de sus sueños. Que ella no despierte nunca mas, que se queden juntos en un mundo alejado de la realidad.
    Besos, María!
    Borgo.

    ResponderEliminar
  51. Jaja que divertido María quería seguir leyendo a ver como acababa. Besos

    ResponderEliminar
  52. Ya está el proximo jueves de relatos.
    https://desgranandomomentos.blogspot.com/2019/02/cuando-nuestra-amiga-cass-solicito.html

    Creo que está para que desaŕollés algo, porque el t2ma es

    La fuerza del amor..

    Beosos especiales.

    ResponderEliminar

Cierra los ojos, vuela y deja que tus latidos escriban por ti.