jueves, 31 de diciembre de 2020

"La obra dorada"


Había sido invitada a la obra titulada "El baile de la última noche" en el teatro virtual de Dulce.

Yo estaba algo triste porque no podía asistir, ya que me había hecho un esguince en un pie, pero el Dulce Caballero me dijo que aunque sea asistiera de espectadora. Así que, le hice caso, y él tan atento me llevó en su coche hasta allí, ayudándome a sentar en una butaca de la primera fila. 

Siempre me había fascinado el baile que prepara cada año el Dulce Caballero, y éste era el primer año que no podía bailar en el salón, pero a pesar de todo, yo estaba encantada de poder disfrutar del baile de alguna manera, aunque sea como espectadora. 

Yo ya estaba impaciente de que se alzara el telón para disfrutar de la sesión, porque el hombre de al lado me estaba poniendo algo nerviosa, ya que no dejaba de mirar mis pechos por entre las gasas de mi transparente vestido.



De repente, llegó la salvación. Se abrió el telón. Y apartó sus ojos de mis pechos para mirar al escenario a la primera dama que comenzó a desfilar por el salón del teatro virtual. 

Apareció Auroratris, tan radiante, bella y atrevida, tan llena de Vida. Y el Galante Dulce Caballero salió a recibirla que iba vestido muy elegante con su traje negro y sombrero.

Después apareció en escena otra dama. Era Campirela, tan bella y mágica Hada, brillando envuelta en sueños, sonrisas y fantasías. Y el Dulce Caballero tan cortés fue a recibirla.

Seguidamente apareció Cora, vestida de Ángel, toda belleza, magia y encanto. Y lo mismo hizo el Dulce Caballero, tan galante como siempre, salió a recibirla.

Mientras el hombre que estaba sentado a mi lado seguía despistado, de vez en cuando, clavaba su mirada en mi escote. Por un instante, nuestros ojos se cruzaron, y esta vez me puse más nerviosa al sentir que sus pupilas me acariciaban. Mi respiración comenzó a agitarse, sintiendo mis bragas mojadas. Él pudo percibir mi estado de exaltación. Y pensé: ¡¡¡tierra trágame!!! 

En ese momento, salió a escena Albada, preciosa con la máscara, sus rizos y collares, tan Misteriosa. Igualmente, salió el Dulce Caballero a recibirla, y así con todas las damas tan elegantes y bellas que iban apareciendo: Ginebra, tan radiante, con su vestido color burdeos, luciendo esbeltez y Sensualidad por cada poro. Lunaroja como una bella Flor sensual y apasionada. Siby preciosa con su Dulce belleza, Sandra tan Atractiva con un vestido de encaje negro. Milena atrapante, mágica, brillante, tan Cimbreante. Mag tan radiante con su vestido negro como el diablo envuelto en Pecado lleno de arabescos.

Y así fueron llegando al baile todas las invitadas, y comenzó la música. Las damas empezaron a danzar. Se las veía alegres, sonrientes, pletóricas y felices, pasándolo tan bien con el Dulce Caballero, anfitrión de la fiesta virtual, pendiente de ellas y bailando un baile con cada una. 

La obra me estaba resultando fascinante y atractiva, con todos sus personajes, tanto fue así que empecé a divagar, colándome en el baile con mis dorados pensamientos.




Y allí estaba yo... con mi desatada melena... subida en el piano de la tentación... dispuesta a bailar el tango del placer... desnudando mi piel... con mi alma agitada... mi sangre hirviendo por las arterias... fuego en mi cuerpo.... dándolo todo... en esa última noche tan mágica... tentando a las damas a desnudar sus pieles... a taconear descalzas con fuerza a la vida susurrando orgías doradas apasionadas... en la última noche del año... brindando con Dulce Cava... por un AÑO DORADO 2021 lleno de encanto y de magia... de luz y color... de vida y poesía... entre fantasías perladas...



Muchas gracias, Dulce








domingo, 27 de diciembre de 2020

"Mi árbol de los deseos" (Paraíso de Letras)




Queramos o no. Todo lo que empieza acaba. Por desgracia se nos va el año 2020. Y me diréis, por qué digo por desgracia si ha sido un mal año para todos por la aparición del maldito virus. Porque con el año 2020 finaliza mi contrato de trabajo. Tengo que confesar que para mí este año ha sido bastante bueno, especialmente, en el tema laboral. Y con la despedida de este año, también tengo que decir adiós a mi trabajo. Por eso me da pena que se vaya. Porque ahora comienza para mí un futuro envuelto en incertidumbre. 

Por lo que mi gran deseo para el año 2021 es encontrar un trabajo. Y para todos pido que se vean cumplidos vuestros proyectos, amor y paz en el mundo, salud para todos, y fin a la Covid. Y por favor, no dejemos de sonreir, a pesar de todas las adversidades que se nos presenten. Aunque sigan cubiertos nuestros labios con las mascarillas durante el 2021 pero no nos olvidemos que también nuestras sonrisas se sienten desde los ojos del corazón. 

Y por último, no dejemos de soñar, entre vuelos y letras, porque la vida sin sueños de colores y fantasías no sería la misma. Y este nuestro mundo bloguero se apagaría. Sigámoslo iluminándolo con nuestros vuelos. llenándolo de luz.


Que paséis una Feliz Navidad y tengáis un Feliz Año 2021.



P a z

S a l u d

S u e ñ o s

T r a b a j o

S o n r i s a s

P r o y e c t o s 

F i n     C o v i d

A

M

O

R


Mi participación en "Paraíso de Letras"


Todos los participantes

El árbol de los deseos

Muchas gracias, Ginebra




miércoles, 23 de diciembre de 2020

"A sorbos"




Soy rosario abierto
sonrisa palpitante
círculo vicioso
trenzando perlas
en la boca insaciable de mi deseo... 

Cuando transito por los renglones de mis fantasías... aupándome hasta el tejado de tu galería... me incitan tus paredes que gimen... provocando a mis demonios... resbalando la lluvia por la acera de mis deseos...

Blanca es la piel que palpita
impuras son las formas
que escalan el horizonte
obscenas las fantasías
que nutren la esencia en la copa...

Y se desliza tu pluma por mi espalda... coronándome de caricias... y me desnudas a la vera de tus sueños... hacia el otro lado del firmamento de tu cielo...


Soy la cuna 
que excita tus sueños
tu deseo perverso
el paraíso de tu lecho
la caricia preñada...


Y me perforas con el iris de tu palpitar... agitándoseme los demonios... nutriéndose mis neuronas... escurriéndose el deseo entre el manjar y los muslos...

Bébeme a sorbos
como un buen vino
respira mi esencia
atragantándote con mis jugos
soy la copa abierta
que empapa tus labios
sacia de mí tu sed...







 

jueves, 17 de diciembre de 2020

"Feliz Navidad"

 


Recuerdo el año pasado sobre estas fechas, cuando se respiraba el espíritu navideño por todos los lugares. Qué diferente de este año. Que por muy adornadas que estén las calles y nuestras casas con lucecitas de colores, nacimientos y árboles de navidad, no así la luz de nuestros ojos. Se perciben algo grises y oscuras porque añoramos esa falta de libertad para poder celebrar las fiestas en compañía de todos nuestros seres queridos y amigos, poder abrazarlos y ver las sonrisas que destilan sus labios. 

La verdad es que es fría esta situación, y cuesta acostumbrarse a no poder demostrar nuestro cariño con abrazos desde la cercanía del contacto físico. Pero es lo que hay, y no vale darlo más vueltas, tenemos que amoldarnos a la situación actual. Así que este año pasaremos las navidades en familia, de otra manera, más íntimas. 

Os deseo a todos de corazón porque también os considero mi familia, que paséis unas entrañables navidades, envueltas en amor, paz y felicidad. Un abrazo inmenso para cada un@. 


¡¡¡ FELIZ NAVIDAD !!!!!

Con cariño, María


Muchas gracias por vuestras felicitaciones
que atesoro en mi vitrina perlada con todo cariño:


Ginebra

Campirela

Auroratris

Cora

Lunaroja

Dulce

Mag

Rodolfo



Jota


Agapxis

Milena

Chema

Juanky

Alma

Antonio

Llorenc

Isa

Charo

Carmen

Chante

Gra

Dafne

Kasioles

Te imagino seductora 
con abrazos, con palabras
que escribes con pasión.
Te imagino como diosa,
la gran diosa del amor.
Te imagino tan bella
como esta rosa
que nos atrae por su olor.
Pero, pese a estas virtudes,
aún hay otra mayor
he descubierto en María
que tiene un gran corazón.
¡FELIZ NAVIDAD Y AÑO 2021!
 Cariñosamente
    Kasioles

Mila

Marina

Lera

Carlos

Ramón

Mª Jesús 
Nada es en vano, María,
cada letra y cada abrazo,
que regalaste en tu vida,
lo atesora el universo.
Todo lo que damos vuelve.
Así que volverán a ti,
como fieles golondrinas
tus semillas bendecidas.
Has sembrado y has luchado
y tendrás tu recompensa.
Nada es en vano, María.
Tan sólo hay que confiar,
actuar de buena fe
y dar siempre lo mejor,
ya lo verás en el tiempo.
Nada es en vano María.
Que vivas la Navidad 
con sencillez y humildad, 
que nazca el Niño en tu alma
y nos repartas su luz
con tu arte y tu bondad.
Sé feliz, te lo mereces,
cuida tu cuerpo y tu alma
cada día al despertar
y piensa al atardecer,
que el cielo cuida tu vida.
Mª Jesús Muñoz