domingo, junio 26, 2011

"La playa de mi cuerpo"




Me desnudas con tus manos
mientras vas acariciando mi cuerpo,
y el sudor resbalando por mi piel.

Tocas mi cabellos mojados,
el silencio se convierte en suspiros
me voy dejando llevar por ti.

Vas recorriendo la playa de mi cuerpo,
con tu aliento y con tus labios,
desviando al mar con tu mirada.







Safe Creative #0907274170999

54 comentarios:

  1. A você meu anjo que esta presente em todos os meus dias,
    me alegrando e me fazendo feliz.
    Com seu carinho venho deixar meu
    afeto ,carinho e gratidão
    Por nunca me deixar sozinha.
    Um feliz Domingo beijos no coração.
    Eu serei sua amiga para sempre,Evanir.

    ResponderEliminar
  2. Lugar paradisíaco para quien disfruta, remanso o locura para quien desea, destino final para quien ama.
    Toooodo un placer nadar entre tus letras.
    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cómo me gusta eso de la playa de tu cuerpo...eróticamente divino...sensual...olas resbalando la piel enarenada. Un beso grande. Carlos

    ResponderEliminar
  4. Voilà une bien jolie plage! La plage Maria. A découvrir à deux, loin du monde de l'été...

    ResponderEliminar
  5. La reina de los mares, esa que lo puede desviar...

    Me ha gustado tanta poesía como encierras y que poco a poco nos regalas.

    Eres un mar de sentimientos.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  6. qUE PRECIOSO, mARÍA. EL AMOR ASÍ ES DELICIOS.

    uN BESO,

    lUIS.

    ResponderEliminar
  7. Hola María y ademas esta playa no tiene arena, ¡que bien! solo la humedad del sudor de tu cuerpo... mmmmmmmmmm.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Bellísimo y sensual, me ha encantado!!!
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  9. Si yo fuera el mar competiría con él para sumarme a su abrazo con el de mis olas...

    Besos marinos

    ResponderEliminar
  10. Me han encantado tus palabras, jugando con la sensualidad y recreándonos con ese juego.

    ResponderEliminar
  11. Ufffff niña con el calor que hace hoy..... Siento tardar en comentar, pero he estado ausente estos tres días de fiesta en mi pueblecito costero de L'Escala descansando.
    Besos niña

    ResponderEliminar
  12. Un cuerpo acariciado con mucha sensualidad en su desnudez.
    Muy bello Maria.

    ResponderEliminar
  13. Playa y mar en tu piel conjugados: un auténtico poema de palabras y alientos.


    besos

    ResponderEliminar
  14. precioso, sensual...

    Para deleitarme lo lei dos veces

    mi beso

    ResponderEliminar
  15. Tu piel , tus cabellos mojados, el hechizo, los suspiros mezclados,
    las dunas de tu playa..
    ..Convertirse en ola y ahogarse en tus labios...
    Tu poema es sensual ´cálido , hermoso...
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. El arte de la caricia tiene efectos demoledores cuando bien practicada... no es de extrañar ese sudor que humedece el cuerpo.

    Caricias de amistad

    ResponderEliminar
  17. Navegar por una mujer... ¡Casi nada!

    Un abrazo, Maria

    ResponderEliminar
  18. Hola María, sudor, cabellos mojados, navegar en el cuerpo. Realmente muy sensual.

    Abrazo y Felíz Domingo.

    ResponderEliminar
  19. Desnudar el mar es de privilegiados,querida Maria ahora tendremos que llamarte ojazos ;)
    bellos,bellos...
    Muacksssss



    PD.disculpa la tardanza estoy casi sin pc va muriendo lentamente,pobre mio ;/

    ResponderEliminar
  20. María, el amor, ese sueño inolvidable, todo lo alcanza, todo lo descubre, luego un silencio de paz y de placer, entre las suaves olas de la playa y la Luna iluminando la noche hacen el resto.
    Siempre son tus versos letras de pura e inmensa sensualidad.

    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  21. Bello, sensual y apasionado poema que deja imaginando cosas. Maravilloso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Querida María,gracias por tus palabras.Acabo de llegar del pueblo y vengo a tu blog.La playa del cuerpo siempre es una invitación a la comunicación,al amor, a la inmensidad del espíritu,porque a través del cuerpo conocemos el alma de la persona amada.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso.También te deseo una feliz última semana de junio.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  23. Un mar muy sensual.Una mirada llena de emoción.Un momento especial.
    Te dejo un cariñoso saludo.Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  24. Le crecen, a mis versos, pies, por sentir el frescor de la húmeda arena al caminar por la playa de tu piel.

    ResponderEliminar
  25. Una oleada de caricias para el cuerpo en su vaivén de versos.
    Precioso, María.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Sugerente imagen,sugerentes palabras...

    ResponderEliminar
  27. Olas y vaivenes que acarician la arena de tu mar,

    hermoso.


    Besos.

    ResponderEliminar
  28. El deseo latente en ese recorrido esperado, agitado. Hermoso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. El ritmo de tus letras nos llevan a soñar con el amor María...

    Que tengas una semana llena de bellas sorpresas.

    Saludos desde un rincón de México...

    ResponderEliminar
  30. La pasión a bocas llenas... Que bueno.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Y uno desea regresar a esas playas cuyos nombres embriagan la memoria.

    ResponderEliminar
  32. Muy lindo María, hace aflorar los sentimientos y la pasión de alma y del cuerpo. Excelente.

    Besitos cielo. Se feliz.

    ResponderEliminar
  33. Creas la necesidad, mi mente primero y mi cuerpo después responde a los estímulos de la provocación de tu lectura. Tiranizas en 9 versos a mi yo racional

    Un ejercicio del poder de la provocación por encima del ser racional muy interesante.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Dicen que son aguas cálidas cual mar Caribe...

    Un aabrazo

    ResponderEliminar
  35. De un mar tranquilo ,,, se intuye intensa marejada,
    que mar tan lleno de sal.

    un abrazo,, una maravilla leerte.

    ResponderEliminar
  36. la palaya de mi cuerpo se deja mecer por el arte de tus movimiento

    ResponderEliminar
  37. Precioso María. Encantadoramente apasionado.

    Un abrazo.

    Andri

    ResponderEliminar
  38. Mucha elegancia en ese texto.
    La playa de mi cuerpo...
    La playa virgen y pergunmda por la que andar con los pies desnudos...






    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Precioso poema como todo lo que escribes.
    un placer pasar por tu casa.
    feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Apasionado,sensual...
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  41. María: sabor de instante las gotas en la piel


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  42. La palabra encendida lleva al lector a esa playa para ver a los protagonistas en íntima comunión.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Mmmm, has creado un maremoto con palabras, me gustó mucho. Besitos.

    ResponderEliminar
  44. Gracias a tod@s por dejar vuestras cálidas huellas desnudando vuestra inspiración de vuestro interior, muy agradecida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  45. Este breve poema es terso, transparente, pulido, fluye con intensa naturalidad, es como el Platero de Juan Ramón Giménez.- "Platero es peludo, suave, tan blando por fuera que se diría todo de algodón que no lleva huesos. Sólo los espejos azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro..."
    María, vos escribís muy bien, entregás un mensaje claro, transparente, hermoso...Te felicito y ojalá que nunca abandones tu vocación literaria. Un enorme beso.

    ResponderEliminar
  46. AMILCAR: Gracias por tus palabras que me llegan muy adentro y me hacen seguir escribiendo, gracias muchas gracias, amigo. Un beso.

    ResponderEliminar
  47. Un poema, querida María, que engarzo con el de "Imagino" porque consigues con estos versos que la imaginación vuele, además, potenciados con esa maravillosa fotografía que despierta el deseo de deslizar los labios desde la barbilla hasta los senos, mientras, ella abandonada recibe la caricia y muestra las axilas, esa zona tan erógena que invita al beso.
    Nunca conseguí gozar de tal escena, incluso lo digo en mi novela "Despeñaperraos" en la que digo:

    Recuerdo aquella noche en Sitges cuando, después de cenar junto a la playa, paseamos descalzos chapoteando el agua. La luna en naciente no alumbraba más que la espuma de las olas y, casi en la oscuridad, nos tendimos sobre la arena para contemplar un cielo nítidamente estrellado. Me sentí romántico, como recién enamorado y acaricié sus senos, besé su boca y se me despertó la libido con la misma ilusión y fuerza que en la noche de bodas. Mis manos pasearon su cintura, su vientre y sus caderas. Las deslicé bajo la ropa acariciando su piel hasta el tobillo y, beso a beso, ascendí por su entrepierna. Hizo un respingo y bajó la falda cubriéndose los muslos en actitud manifiesta de que no le apetecía.
    – ¿Estás loco? ¿Aquí? ¿No puedes esperar? –Y se apagó el encanto.
    – ¿Nos vamos? – fue mi respuesta en tono seco. –Ya no valió su predisposición llegando a casa.

    Enhorabuena por este poema que en su brevedad, ya ves cuanto motiva.

    Te beso, querida amiga, con ese beso al aire obligado por respeto.

    .................Carlos

    ResponderEliminar
  48. CARLOS: Gracias por volar con mis letras y por dejarme ese fragmento de tu novela, es un honor para mí tenerlas en mi rincón porque escribes desde el arte de la sensualidad, y como sabes es para mí un placer leerte, gracias por el regalo de tus huellas, todos tus comentarios son bellísimos. Un beso.

    ResponderEliminar
  49. María .... ¡¡¡ ten compasión de un hombre ... que con solo leerte .... me estoy muriendo .... !!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  50. EUGENIO: Jajaja nooo no te mueras por favor, quiero verte con vida para que puedas seguir leyéndome. Gracias, simpático. Un beso.

    ResponderEliminar

Cierra los ojos, vuela y deja que tus latidos escriban por ti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...