martes, septiembre 23, 2014

"Ataraxia"



Aquel regalo mágico para ella era especial... por eso mismo lo guardaba como el mejor de sus tesoros... poseerlo en su mente... en su cuerpo... en su corazón... era como sentirse mecida entre la seda en los cielos de su alma... 

Cerraba los ojos... lo acariciaba... lo abrazaba... cuando lo pensaba... sentía tanta calma, serenidad y tranquilidad en su interior... llegaba, incluso, a transformarse en un ave alzando sus vuelos hacia un mundo mágico jamás imaginado... donde todo estaba repleto de luces de todos los colores... el aire que respiraba era oxígeno purificado... en aquel lugar nada estaba contaminado ante la mirada de sus pupilas...

Desde que atesoraba aquel regalo espiritual... se transformaron sus sombras en luces... sus lágrimas en sonrisas... sus pesadillas en sueños... su nostalgia en alegría... sus ahogos en susurros... sus gritos en silencios acunados... su frío en calor... su vida dejaba de ser delirio y muerte... a partir de ahora empezaba a tener sentido...  

Con tan sólo pensar en la Ataraxia... ya nada le oprimía... nada le angustiaba... ningún temor sentía... tan sólo reinaba la paz y el bienestar en su interior...


Safe Creative #0907274170999

42 comentarios:

  1. Y se siente ese estado espiritual en tu relato.

    Besos con dulzura Mi Hada.

    ResponderEliminar
  2. Es hermoso poder llenarse de ese sentimiento tan puro como es la libertad y la paz sin que nada nos pertube. Bonitas letras. Besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡Y que placer sentir ese bienestar especial que produce quedarse suspendido en un estado de equilibrado sosiego. Lo has definido muy bien. Y muy bellamente.

    Invocación llena de clasicismo a la ataraxia, una disposición ante la vida que curiosamente se desarrollÓ simultaneamente tanto en Europa (Grecia) como en Asia (India y, creo que también, en China) alrededor del siglo V-IV a.C., si bien con diferentes matices.

    Sin embargo, solo comparto en parte esa busqueda de la ataraxia que, en el fondo, es una propuesta de desapasionamiento como vía para conseguir paz y bienestar. Yo creo que hay que apasaionarse. ¡Hasta locamente! Pero hay que elegir aquello (o aquellos) en lo que (quien) entregamos nuestro apasionado vivir.

    Cuestión de pareceres, nada más...

    Un fuerte abrazo, María. Me ha encantado encontrar tu entrada!!!

    ResponderEliminar
  4. Encontrarse, cuerpo y alma. Que difícil de mantenerse así para siempre. Gracias María, mi cuerpo necesita, sentarse a hablar con mi mente...besos

    ResponderEliminar
  5. Estado de beatitud difícil de alcanzar...


    Bss

    ResponderEliminar
  6. Pero hay una luz que siempre
    está encendida, un viejo candil
    en su añeja mesilla.
    Siempre esta vigilante y la llama
    nunca se agota, ya que su respiración
    está dándole la fuerza de su corazón.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Es imperioroso a veces, quedarse en ese estado. Por impedir que los ruidos externos e internos nos avasallen y nos devoren la calma.


    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. *mas si en suspenso queda
    el cargo de alma y cuerpo
    feliz seáis, fervor,
    entre el encantE!!!!*

    ((allá que es cerca iré, a gozar silencios, María))

    besos

    ResponderEliminar
  9. Curioso: siendo equivalente a la "apatía", vinculamos la ataraxia a valores emocionales superiores, mientras que la apatía es asociada a enfermedad…

    Preciosa entrada, Lady María.

    ResponderEliminar
  10. Espero que ese equilibrio logrado no lo pierda nunca tu protagonista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. La propia anatomía del recuerdo y la melancolía nos hará libres. Un beso, María.

    ResponderEliminar
  12. Serenidad en la razón y los sentimientos, desde luego un regalo precioso. Saltos y brincos alegres

    ResponderEliminar
  13. Es difícil mantener la impavidez, ante todo lo que nos rodea.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me he sentido como mecido por el ritmo de tus palabras. Me ha encantado y te felicito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Quizá es más fácil llegar allí de lo que parece...
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Maria... Siempre despiertas mi interés con tus definiciones... Ataraxia, quien utiliza esta expresión!!! Fantástica palabra, ausencia de turbaciones, calma sosiego, no me negaras que los Griegos son los maestros de la filosofía... Realmente con esta entrada te has tomado un descanso...
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
  17. Y qué bien transmitido ése estado simplemente de paz interior.... te confieso que siento envidia de la buena... estoy buscando ése estado... pero debe de haberse escondido muy bien.. porque no hay forma de encontrarlo.. aunque cada vez me siento un poco más cerca del carpe diem y de cuidarme sobre todo a mí...
    Un beso cielo¡¡

    ResponderEliminar
  18. Qué difícil entrar en ese estado cuando lo que nos rodea nos lleva al polo opuesto.
    Magnifico relato!.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  19. UUffff que sensación me acaba de dejar tu reflexión me atrapo de princio a fin calma y paz uufff precioso , besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  20. Me dices en tu comentario que se puede llegar al cielo con mi entrada, también con la tuya se puede llegar, te llena de paz y serenidad, tanto que al leerla me he quedado serena y tranquila.
    Gracias por tu visita, me he alegrado mucho al verte en mi blog, espero que de ahora en adelante sigamos visitándonos las dos.
    Besos, te deseo una feliz semana.

    ResponderEliminar
  21. Creer es crear, con lo cual...

    Besos María.

    ResponderEliminar
  22. Una serenidad interior que logras transmitir tan bien que me voy en calma, una calma que estaba necesitando.
    Cariños…

    ResponderEliminar
  23. ¡Qué bien expresas los sentimientos!

    ResponderEliminar
  24. Tu tesoro es mágico.
    Equilibra el alma quien no se perturba por el deseo y domina el placer en la conciencia.
    quien encuentra el punto medio en su interior y se libera de las luchas ante los estímulos placenteros

    Me gusta el sentido que le das a las ataraxias en tu relato, porque las ataraxias también puedes ser o estar en un “tesoro mágico” que te lleve a encontrar esa parte no tan espiritual de esta palabra.
    Ese equilibrio mágico que te hace enfrentar estados, para encontrar la serenidad y la calma que te lleve al bienestar, pero sin matar la voluntad.

    Por cierto me encanta como juegas con las palabras y sus antónimos antes del desarrollo final es muy elegante.

    Con el deseo de que tus ataraxias no se perturben jamás me despido con un Beso María.

    ResponderEliminar
  25. Así se debe de quedar uno la mar de relajado y tranquilo. Mejor esto que no tomarse zolpiden para poder dormir.

    Besos María.

    ResponderEliminar
  26. Tus letras siempre reflejan con exactitud lo que nos quieres mostrar, hoy sentí calma, calidez, amparo, cariño, luz, mucha luz... y sabes qué? me encantó... cada día te admiro más María, eres única mostrando sentimientos!!

    Montones de besinos!!

    ResponderEliminar
  27. Es importante alcanzar el equilibrio y hacernos fuertes para que nada ni nadie nos lo quite :)

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  28. lograr un estado total de paz puede significar la respuesta a muchas interrogantes. Interesante prosa amiga. Un beso.

    ResponderEliminar
  29. María, el equilibrio interior es el mejor de los regalos y debemos cuidarlo, acariciarlo y sentirlo...No siempre lo conseguimos, pero nos puede ayudar la música,la lectura, la reflexión y tantas cosas que proporcionan al alma serenidad y calma...En este momento, tu post consigue, que sintamos esa plenitud de la paz y de saberse vivo y en contacto con la naturaleza, la mejor de las maestras.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu buen hacer,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  30. ¡Ay, María!!!

    Genial genial, fantástica entrada es un texto poético fuera de serie. No recuerdo haberte leído al tan bello.
    Ni enhorabuena mi felicitación y mi estima siempre.

    Bueno, sin menos preciar, ni mucho menos, todos tus post eh. Sabes que me encanta todo lo que escribes.
    Besos azules en vuelo.

    ResponderEliminar
  31. Un solo pensamiento nos puede producir estos estados de plenitud.
    Lo has transmitido muy bien, María.

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Maravillosos esos momentos en que encontramos la paz espiritual, la paz con nosotros mismos, y conseguimos relajar cada una de nuestras neuronas y nuestros sentimientos.

    Besos

    ResponderEliminar
  33. Una preciosura María . Tus palabras y esa imagen bellísima .
    Besos de miel
    ¡Feliz día !

    ResponderEliminar
  34. Boa tarde, todos nós temos a magia de apreciar e sentir, foi bom ler a sua bela escrita.
    AG

    http://momentosagomes-ag.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  35. Tranquilidad, serenidad e imperturbabilidad en relación con el alma, la razón y los sentimientos. Eso solo se reconoce después de lo más.
    ¡Qué bonito es leerte y sentir tus palabras!

    ResponderEliminar
  36. Un lugar lejano dentro de nosotros mismos. Se entra en estado zen al leer tu entrada, María.
    Mil besitos otoñales.

    ResponderEliminar
  37. Ha sido un placer para mi venir a visitarte devolviendo la tuya tan cariñosa ...pero tu entrada es tan hermosa yllena de serenidad... palpitante al corazón ... a esa
    palabra de imperturbalidad... sosiego y deseo de tranquilidad.
    Yo me salgo con el deseo de volver a buscar en tus palabras alegria... sosiego y tranquilidad...
    besos querida Maria muchos...
    Marina

    ResponderEliminar
  38. Cuando tienes la paz en tu interior, podras ver las señales mas claramente y ademas ellas favorecen tu proximo destino...

    ResponderEliminar
  39. Quien fuera capaz de encontrarse en ese estado de equilibrio como la protagonista de tu historia.
    La verdad es que nunca había oído la palabra Ataraxia -pero ya me enteré-.
    Un placer recorrer tus estupendas letras de sosiego.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Ataraxia, una palabra extraña que, como algunos de vosotros, jamás en mi vida había oído hablar de ella, pero mi amigo-poeta, Agapxis, en el proyecto en común de palabras motivadas, en el que estamos sumergidos con mucha ilusión para crear poesía, me susurró debía ser mi palabra motivada Ataraxia para inspirarme en una entrada, entonces a mí, la verdad es que me sonaba a chino jajaja y lo primero que hice fue buscar en el diccionario su significado para comprender lo que era, a partir de ahí empecé a sentirla en mi interior para poder inspirarme en ella mientras la pensaba me producía paz, sosiego, equilibrio interior, hasta llegar a escribir la entrada sintiéndola desde la primera letra hasta la última, con sus espacios, sus comas, una sensación espiritual de relajamiento increíble, podéis hacer la prueba si queréis, ya veréis como os pasará lo mismo. Todo ello, debo dar las gracias a mi amigo y poeta Agapxis, por darme la oportunidad de invitarme a este proyecto en común de creatividad para la poesía o prosa, y que ya llevo escritas tres entradas: "Cómplice", "Ataraxia" y "Voluntad".

    Mil gracias siempre, amigo Agapxis por esta ilusión que tengo en crear poesía desde las palabras motivadas, parezco una niña pequeña ilusionada con zapatos nuevos jajaja.

    Y mil gracias a todos cuantos estáis acompañándome día a día, gracias de corazón a todos.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar

Cierra los ojos, vuela y deja que tus latidos escriban por ti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...