miércoles, agosto 26, 2015

"Almohada" (Semana 35 de 53)



A ti,
a quién le cuento mis confidencias más íntimas,
las preocupaciones que rompen mis sueños,
los desasosiegos que me dejan en vigilia,
las inquietudes que me desvelan,
desbordada entre lágrimas de cristal.

A ti,
a quién humedecida desnudo mi alma,
abrazadita sobre la dicha de mi felicidad,
entrelazada en suspiros alboratados,
ladeando mi cabeza por todos lados,
sollozando de placer al rojo vivo gimiendo mi aliento.

A ti,
a quién te respiro en cada segundo de mi noche,
acurrucadita embriagándome con los latidos sentidos,
temblando perdida con mi ingenuidad palpitando, 
con mis ojos cerrados sintiendo tus besos,
y las pestañas enredadas entre las sábanas.
  
A ti,
mi cómplice almohada.


Safe Creative #0907274170999

43 comentarios:

  1. hay pocas personas a las que uno pueda hacer las confidencias más ímtimas. quizá alguien de la familia o algún amigo muy cercano. pero si, por el contrario, esa persona con quien puedes desnudar el alma, al mismo tiempo también desnudas el cuerpo y te unes a ella, entonces ya es perfecto. la suma del amor apasionado y la confianza absoluta.
    existe la expresión 'consultar con la almohada' cuando tenemos alguna preocupación. la noche es buena para poner las ideas en orden. también abrazamos la almohada cuando estamos enamorados. no hay duda de que es un apoyo.
    espero que, en lo posible, no tengas motivos para derramar lágrimas. besos, maría!!

    ResponderEliminar
  2. Cuántos secretos y sensaciones compartimos con nuestra almohada. Me encantó todo lo que escribiste en estos versos, preciosos como siempre.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  3. Nadie tan cercano como aquel/lla ante quien puedes ser tu misma.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ella cómplice callada de nuestras vicisitudes de vida, sufridora y compañera de cada una de las tormentas que nos ofrece la vida y que dulcemente acomoda nuestros sueños, ellas fieles sufridoras de nuestro confort.
    Preciosos tus versos Maria.
    Saludos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. es un honor leerte dia a dia . un beso andy

    ResponderEliminar
  6. Entre tu almohada y mi sabana
    Los sueños duermen....

    ResponderEliminar
  7. Cuando el cansancio pesa en mis hombros, termino refugiándome en vos, en tu huequito conciliador de sueños, donde confieso lo inconfesable, lloro en tu compañía y rezo el agradecimiento de estar vivo.

    A vos compañera y amistosa almohada, cajita de mis secretos, este beso es para vos, aunque alguna vez te haya besado pensando en otra.

    Hermoso, me ha encantado.

    Un beso inmenso

    Juan

    ResponderEliminar

  8. "a quién humedecida desnudo mi alma",
    que apresurado me coloco a su sombra
    la que provoca tu cuerpo, que,
    incesante salpican sus más hermosos
    lamentos, recogiendo los suspiros,
    con los que desfogamos los versos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Ella la que lo escucha todo, el silencio los gritos del alma
    ella confidente como ninguna
    bellas letras preciosa

    Besos muy dulces

    ResponderEliminar
  10. Confidente y amiga, la que escucha sonrisas y gritos ahogados del alma
    Besos, preciosa

    ResponderEliminar
  11. Bonito canto a tu querida confidente, a tu aliada, a tu cómplice!
    María, un beso

    ResponderEliminar
  12. Testigo silenciosa de las correrías personales, que nunca contará, pero que siempre te recordará.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Todos habláis con la almohada, ella os escucha y aconseja, voy a mirar la etiqueta de la mía, por si está fabricada en china y por eso no nos entendemos. Un abrazuco

    ResponderEliminar
  14. La que escucha en calma recogiendo la sal del pensamiento. En pastel pincelas esta noche, amiga mía y me lo llevo enredado en mis pestañas hasta mi confidente... mi almohada. Un placer leerte siempre, María.

    A ti,
    a quién humedecida desnudo mi alma,
    abrazadita sobre la dicha de mi felicidad,
    entrelazada en suspiros alborotados,
    ladeando mi cabeza por todos lados,
    sollozando de placer al rojo vivo gimiendo mi aliento.

    Me encanta.

    A ti que bebiendo la sal que destilo me acompañas en mis pensamientos, que acomodada en mi sueño susurras nanas calmando mis tormentas... a ti, por ti y para ti que abrazas mi insomnio.

    Mil besitos, preciosa y felices sueños.

    ResponderEliminar
  15. Bello homenaje a un fiel testigo
    Abrazo

    ResponderEliminar
  16. Es cierto, ya que ella es nuestra principal y directa confidente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. la almohada es una compañía que llevamos desde siempre y, aunque la cambiemos periódicamente, sentimos que sigue siendo la misma. su "personalidad" -por así decirlo- trasciende el tiempo y la textura con la cual está confeccionada y las personas le confían sus más íntimos secretos y fantasías.

    bellas palabras las tuyas.

    un beso.

    ResponderEliminar
  18. Yo quiero una de esas almohadas, que dan besos :P la mía no lo hace :D

    Besos con dulzura Mi Hada perlada.

    ResponderEliminar
  19. Beautiful shot . . . the light, the form, the pose.
    So lovely.
    A ti.
    xo

    ResponderEliminar
  20. Una generosa almohada que comparte todo....
    Abrazo

    ResponderEliminar
  21. ¡Bello poema para algo a lo que quizás no damos importancia!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  22. Así es, María, poca compañía tan confidencial como ella. Es nuestro disco duro, ahí lo almacenamos todo.- Besos

    ResponderEliminar
  23. Merecido y bello homenaje a la gran confidente, consejera y paño de lágrimas.


    Bss

    ResponderEliminar
  24. Hola María. Qué bonito poema a la almohada que es nuestra compañera y quuien recoge nuestras lágrimas y quien sabe de nuestra felicidad y sueños en las noches.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  25. Bom dia
    Gostávamos que actualizasse o nosso linke

    http://anseiosedevaneiossexuais.blogspot.pt/

    Beijoos doces

    ResponderEliminar
  26. ay pero que bonito homenaje .. !!
    ella que abrazamos con tanta ternura , a veces, con tanta pasión otras, que se obra el milagro y el fino lino se hace piel y caricia
    y ese blanco lienzo es el abrazo que necesitamos, la mano que seca lágrimas y el oído que escucha nuestros deseos, ..
    esa almohada donde el rimel traza melancolías y el carmín la lujuria
    ......
    habra que averiguar si hay un monumento .. grande o chico a ella, tan nuestra tan cálida , tan húmeda ..

    Un beso y una sonrisa ( hoy por variar ) :P

    ResponderEliminar
  27. Una poesía preciosa y tierna…

    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  28. Un precioso homenaje a la almohada que bien se lo merece por ayudarnos a dormir plácidamente.Besicos

    ResponderEliminar
  29. Mi almohada y yo andamos siempre un poco dispersas. Eso sí, por las mañana, cuando nace el alba, nos abrazamos mutuamente... y nos dejamos llevar por el pensamiento.
    Pero ella es de la que dice que lo que yo no sé resolver, difícilmente lo hará ella, que también la pervierto y que, muchas ocasiones, la hago entristecer.

    Bonito homenaje a quien guarda nuestra cabeza.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  30. A esa confidente que es la almohada. Con cuán lirismo le cantas y loas, que esta (la almohada) asume animidad. MI abrazo afecto. Carlos

    ResponderEliminar
  31. Tu almohada es una privilegiada...
    ; )

    Un besazoooooo

    ResponderEliminar
  32. Y seguramente la almohada no sólo es confidente, receptora de de lágrimas, algunas de felicidad, testigo de desvelos, producidos por tanta intensidad de emociones y sensaciones. Sino que seguramente será testigo de la sensualidad.
    Besos.

    PD: Te recomiendo que leas los relatos que escribieron alguno jueveros, sobre el tema que propuse. Algunos tal vez cercanos a tu estilo.
    Más besos.

    ResponderEliminar
  33. Nunca imaginé que se pudiera sentir celos de una almohada..., pero está visto que con vos, mi querida amiga, todo es posible...
    En vuestro caso, la voz aquella de "consultarlo con la almohada", se queda más que corta...
    Muchos son los secretos que nuestras almohadas saben de nosotros...
    Secretos alegres, otros tristes, sonrisas tontas y lagrimas saladas...
    Quizás es que, como sabemos que no tienen boca con que contar nuestros miedos e ilusiones, nos permitimos ser con ellas más sinceros que con nadie...
    Benditas sean, pues, las almohadas del mundo, y sobre todo aquellas que son capaces de hacernos sentir celos y envidias de ellas mismas...

    Amén.

    ResponderEliminar
  34. Si las almohadas hablaran y contaras todos los secretos…….esos suspiros….esas lagrimas….esas sonrisas…….. siempre permanecen fieles…..testigos mudos de sentimientos vividos….

    A ti……una genialidad…….

    Un beso enorme princesa…hoy con luna incluida…….y sin almohada…


    ResponderEliminar
  35. hola que bonito,cuanto sentimiento
    feliz finde
    besos

    ResponderEliminar
  36. No hay mejor confidente, que silenciosa escucha y seca lágrimas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Fiel confidente de intimas sensaciones que solo se pueden compartir …con la almohada..
    Me encanto María.

    Un inmenso abrazo

    ResponderEliminar
  38. sensual almohada que da semejantes sueños...

    y en ellos seguir soñando la vida...

    ResponderEliminar
  39. Bendita almohada que nos regala sueños según nuestra necesidad.
    Muy bueno.
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Y bendita almohada la que me cobija, la que me refugia, la que me besa, la que me abraza, la que me escucha, me habla y más...

    Muchas gracias amigos míos por vuestros preciosos comentarios, al final parece que con la almohada me quedé tan regazadita y cobijadita sin responder a cada uno de vuestros comentarios, lo hago de manera general, por falta de tiempo, por lo que, a todos, desde aquí, muchas gracias por vuestras huellas, y lo que he dicho antes, que con la despedida del verano, mi tiempo aquí es algo más escaso, por lo que, poquito a poquito, y como pueda, iré visitando vuestros blogs.

    Mil gracias, de nuevo.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  41. Esa almohada cómplice, que comparte suspiros, secretos, lágrimas y anhelos.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, maduixeta, por todos tus comentarios, me encantó volverte a leer.

      Un beso enorme.

      Eliminar

Cierra los ojos, vuela y deja que tus latidos escriban por ti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...