martes, 13 de octubre de 2020

"Dios Todopoderoso" (Relato juevero)


Lara no podía levantarse de la cama. Sentía un vacío profundo en el estómago. Sus ojos, ya secos de tanto llorar, no tenían lágrimas. No podía soportar tanto dolor. 

Había pasado una semana desde que Javier se había ido. Lara no dejaba de pensar en él. Solo deseaba recordarle... sentirle en la memoria de su corazón... protegida entre sus brazos, los que tanta energía la daban... por sus caricias que la hacían estremecer... por sus besos que tanto la hacían vibrar... por su mirada, esos ojos azules que la hacían flotar en el mar... 

Era incapaz de aceptar su muerte. No podía ser. No se lo podía creer. De la noche a la mañana Javier se había ido para no volver jamás. Lara no dejaba de darlo vueltas. Tenía sentimientos de rabia, impotencia, desesperación...

Él, que se había sacrificado tanto en su trabajo como Médico Especialista en Neumología, en el Hospital Universitario de Madrid, que tanto se había entregado con sus pacientes, la dramática situación le había llevado a su propia muerte. Y ahora a él nadie le podía devolver la vida... ¡Nadie! ¡Qué injusta es la vida! pensaba Lara... 

Habían sido tan felices, tenían tantos planes para el futuro... y de la noche a la mañana todo se había ido al garete. Dos vidas truncadas. La de Javier y también la suya, muerta en vida. 

A pesar de todo lo que estaba sufriendo Lara, seguía teniendo fé en Dios Omnipotente, El Todopoderoso. Y le imploraba cada día para que esta pesadilla terminara cuanto antes. Aunque Dios no le fuera a devolver la vida de Javier, pero que no acabara con otras vidas. 

Por eso, cada noche, antes de irse a acostar, rezaba a Dios Todopoderoso, rogándole porque esa situación se acabara cuanto antes, para que no hubiera más muertes, y que saliera pronto una vacuna contra la Covid-19, para acabar con tan trágica batalla viral. Una pandemia que tantas vidas humanas se estaba cobrando.

Lara estaba segura que Dios escucharía sus Plegarias...


Más relatos sobre Dios en el blog de Roxana




104 comentarios:

  1. María me has sorprendido con este texto en él hay tanto dolor y a la vez esperanza, es difícil entender algunas situaciones que la vida nos pone delante de nuestros ojos, como es esta que tu nos describes. Ojala esas plegarias sean efectivas y termine esta pesadilla.
    Un tremendo abrazo y besote todo junto.Feliz semana que esta es más cortita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Campirela 

      Un relato como la misma vida real, una situación desesperante, en el que la Covid está arrebatando muchas vidas humanas, y esto es solo el comienzo de lo que en los próximos meses continuará, realmente un drama el que estamos pasando, y a quién le haya tocado, ver a su ser querido que un virus le arrebata la vida, tiene que ser horrible.

      Esta es la cruda realidad, la que con este relato he plasmado, y que nos hace ver la pesadilla de nuestra actualidad.

      Tengo que pediros disculpas por el retraso en responderos, pero mis planes se fueron al garete, por la actualidad que estamos viviendo, tuve que reincorporarme a la actividad laboral, y ver suspendidas mis vacaciones, pero bueno, lo primero son las obligaciones, que tiempo habrá para ellas.

      Un abrazo enorme y feliz fin de semana.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Bueno...la fe mueve montañas. UN abraxzo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Carlos Augusto 

      A veces creo que la fe solo sirve para ponerte una cortina delante de los ojos y no querer ver la realidad, porque con la fe no se pueden solucionar estas cosas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. A estas alturas pareciera que es lo que nos va quedando, pedir a Dios, aunque no todos creamos de la misma forma en él. Por creer que no quede.

    Besos dulces Storm.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Dulce

      Hay personas que se aferran a la religión pero yo creo que estas situaciones no las puede solucionar nadie más que la ciencia con una vacuna que pueda contra el virus.

      Besos.

      Eliminar
  4. Dios siempre escucha, María, pero la vida es finita y no sabemos cuándo llegará para nosotros o nuestros seres queridos a término. No es posible torcer el rumbo de los días, pero sí pedir fortaleza para poder afrontar aquello que nos toque vivir.
    Estoy a tu lado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Francisco 

      Muchas gracias por estar a mi lado, amigo mío, yo también estoy a tu lado.

      Cuando las cosas vienen de esta manera no hay forma de cambiarlas, es una etapa dura la que nos está tocando vivir, como hace años con la gripe, que murieron millones de personas, y es que creo que este es un tipo de guerra, que, por desgracia, puede acabar con la mayor parte de la humanidad, algo terrible, sino sale pronto una vacuna.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. oui bien triste tout cela, vite la fin de ce virus..je te souhaite une bonne soirée Maria gros baisers (kissss)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Elian

      Es triste que un virus venga a arrebatar la vida de las personas, ójala que pronto acabe esta pesadilla.

      Que tengas un feliz día, amigo.

      Muchos besos.

      Eliminar
  6. Dolor y esperanza en tus letras...
    Un abrazo en la tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Rafael

      Es lo que he intentado reflejar en este relato, el dolor y la esperanza de creer en la fé, pero por mucha fe que uno tenga, eso no va a arreglar las cosas, amigo mío.

      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  7. Un relato que recorre muy bien el presente actual con una cadencia asombrosa en torno a Dios. Marvillosas y adorables letras, María. Por momentos me quedé consternado. Ya que la delicadeza y sutileza utilizadas aportan los grandes valores de la religión.

    Besos enormes y esperemos que el Supremo escuche esta plegaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Joaquín

      Si Dios escuchara las plegarias de los creyentes pero me temo que no se trata de eso, sino de recurrir a la ciencia, que es la que en este caso, puede salvar vidas, amigo mío. Pero como tenía que hablar de Dios, lo adapté de esta manera.

      Muchas gracias por tu presencia, y ójala que pronto aparezca una vacuna que nos ayude en esta guerra.

      Besos enormes.

      Eliminar
  8. ¡Qué alegría un relato juevero en martes eso si que es buena suerte!
    Me ha encantado María a este paso me parece que tendremos que hacer como Lara cada día pinta peor.

    Un place siempre leerte.

    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Rita

      Recemos para que pronto tengamos una vacuna porque sino el virus arrebatará muchas vidas, mi querida Rita.

      La semana pasada tuve tiempo porque tenía unos días de vacaciones, y escribí con antelación el relato juevero, pero me han durado poco ya que tuve que regresar al trabajo, precisamente, por la actualidad que nos ocupa, y a partir de ahora ando muy liada que esta semana no he podido participar en los relatos.

      Un placer tu compañía.

      Besos enormes.

      Eliminar
  9. Tremendo relato! Muy fuerte,muy potente! Y la presencia de la fe, inexpugnable, enraizada en la emoción...
    Precioso!
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Lunaroja

      Un relato como la misma vida actual que nos ocupa, el virus está acabando con muchas vidas, ójala esta pesadilla se acabe pronto.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  10. Impresionante Maria has trasmitido impotencia, tristeza y desazon, excelente relato, y seguramente existan varias historias como estas,
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Bellabrown 

      Seguramente que, como dices, existan historias como este relato, en el que las personas se aferren a la fe, para orar porque esta pesadilla termine.

      Besos enormes.

      Eliminar
  11. Hola, Maria.. Un relato muy estremecedor, muy sentido, y lleno de simbolismo, más en este momento que estamos sufriendo esta agobiante situación.
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Llorenc

      Un relato que puede ser un ejemplo de vida, ¿quién no ha visto morir a algún ser querido por Covid? una dura batalla la que nos está tocando vivir, pero no podemos dejar de tener esperanzas, los que tengan fé rezando a Dios y otros de otra manera, pero nunca perdamos la esperanza.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Me temo que el COVID también ha sido enviado por Dios, como parte de ese plan misterioso del que nadie sabe nada (quizás ni él mismo)... O, en caso contrario, no lo ha enviado Dios y, por lo tanto, no es un ser tan omnipotente y poderoso como debería ser un Dios...

    En resumen, que estamos jodidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Beauséant

      Me quedo con tu última frase, sea lo que sea, el caso es que, estamos jodidos, porque no hay una vacuna que pueda contra la Covid, así que pensemos lo que pensemos da igual, mientras exista este bicho que está al acecho, cada vez más cercano, y que en cualquier momento puede atacarnos, así que no queda otra que decir ¡sálvese quién pueda! porque me parece a mí que Dios no puede hacer gran cosa, solo la ciencia.

      Besos.

      Eliminar
  13. Hermoso intenso relato, con un tema actual. Triste, que tanto daño a causado y lo sigue haciendo.
    Lo que logras transmitir es algo magnífico.
    Un abrazo amiga María deseo te encuentres bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge 

      Yo me encuentro muy bien, amigo mío, espero que tú también te encuentres bien, y todos los demás amigos blogueros, es mi deseo.

      Un relato actual, como la vida misma, y que cada cual se aferre a quién quiera, pero mientras tanto, no perdamos la esperanza, habremos de esperar a esa milagrosa vacuna que pueda vencer al bicho.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Respuestas
    1.  Chanté 

      Amén, que los rezos nos salven del maldito bicho.

      Besos.

      Eliminar
  15. Una tremenda y dura situación que, en mayor o menor medida, todos estamos padeciendo, además de las lamentables secuelas que dejará, tanto emocionales como económicas…
    Y tú has abordado el tema desde el más triste desenlace, que es perder la vida, y el dolor inasumible de quien se queda, entregándose a esa fe que abriga el alma, en la desolación e impotencia…

    Un placer leerte, preciosa amiga…
    Un abrazo enorme 💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ginebra  

      Así tal como lo dices, mi preciosa Ginebra, es muy dura esta situación que estamos viviendo, no queda otra que aferrarse a la esperanza, tener paciencia, que pronto encontraremos la luz al final de túnel, pero eso sí, quiénes se han ido ya no volverán más, eso es lo peor.

      Un placer leerte, muchas gracias por tu compañía.

      Besos enormnes.

      Eliminar
  16. Ojalá las escuché, porque falta hace esa vacuna y un milagro.
    Un beso cielo 😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Margarita

      Esperemos que llegue pronto, y que esta situación se suavice, porque estamos en un panorama desolador, por lo que he leído en las noticias, mañana el Presidente decretará el Estado de Alarma en España.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  17. Yo no creo en Dios, la verdad, será por eso que no lo entiendo. Pero tu texto me ha gustado mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Devoradora de libros 

      Yo creo en la esperanza, me aferro a ella, a que no siempre se apaga la luz, siempre queda ese rayo de luz.

      Besos.

      Eliminar
  18. La vida tiene sus paradojas y el dolor pareciera ser el enemigo del amor. Sucede que, de pronto, como en tu relato, la tragedia acaba con todo y con esa persona que amamos y nos quedamos al borde del precipicio con los ojos perdidos en el vacío y, algunos, esperando a por Dios y sus misterios y, otros, convenciéndose más y más que ese ser divino es solo parte de las mitologías del ser humano. En fin, querida María, la vida es dura.
    Por fin te he vuelto a encontrar y me da felicidad.
    Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustavo  

      Me alegra que me hayas encontrado, amigo Gustavo, un placer tenerte de nuevo aquí.

      Y como bien dices, la vida es dura, es un camino de rosas pero también de espinas, en el caso de las tragedias cuando se rompe el amor de esta manera, es capaz de llevarte al abismo, como en el caso de la protagonista, que se siente muerta en vida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. fantástico. Gostei de ler! :)
    -
    Inocência confinada...
    -
    Beijos e uma excelente noite

    ResponderEliminar
  20. MARIA, gostei muito do teu relato tão real e tão gélido!

    A dureza dos tempos esculpiu rostos de máscara, gélidos olhares e gestos distantes. Nas ruas de sombras altas, onde o sol deixou de colher sorrisos, abriu-se uma ferida na cidade que ninguém sabe quanto irá doer. A solidão cresce insidiosa trazendo consigo um negro presságio, com um rumo tão secreto que ele próprio ignora. E nessa voragem tão ampla que nada poderá conter, o medo exprime-se em quarentena, num qualquer quarto fechado com uma janela aberta para o jardim da alma, porque o espectro nos toca, silencioso e leve como uma pluma.
    Olho para dentro de mim, onde apenas encontro restos de silêncio. Mais nada. O rosto cada vez mais lento, vai perdendo identidade e ganha espanto, encarcerado no seu próprio medo. Há uma tristeza negra a escorrer pelas paredes!
    Mas ainda que seja no inverno, vão florir rosas vermelhas!...

    Besosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A.S.  

      Pero qué hermoso tu comentario, amigo mío, da gusto leerte, siempre transmitiendo tus letras desde tu alma de poeta, con esa sensibilidad que te caracteriza, un gusto leer tus emociones, y tu inspiración, tan bella.

      Mirar dentro de nosotros para escucharnos, para sentir ese silencio en el alma, ese vacío que puede dejarnos el amor, terminando desolados, con una gran tristeza.

      Y qué razón tienes, que en invierno también las rosas rojas florecerán.

      Es precioso lo que has escrito, muchísimas gracias por tus latidos.

      Besossss enormes.

      Eliminar
  21. La desesperación es grande, los sanitarios tienen que vivir separados de sus familias y algunos enferman, tu relato es una crónica de la actualidad, solo la fe puede devolver la esperanza. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Ester

      Es inmenso el trabajo que están haciendo los profesionales, dando todo de sí, para luchar por las vidas ajenas, se están dejando su pellejo, y su vida, se merecen un gran aplauso, y nuestro reconocimiento.

      Plasf plasf plasf va mi aplauso para ellos.

      Un Beso enorme.

      Eliminar
  22. Dejemos trabajar a los que saben de esto solo queda tener paciencia.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Erik  

      Tienes toda la razón, amigo, tengamos paciencia.

      Muchos besos.

      Eliminar
  23. Un relato que estremece un poco por la cercanía a todo lo que acontece y a todas las familias que están sufriendo perdidas por la pandemia. Cuando se pierde a un ser querido sin duda aparecen todos los sentimientos que describes en el relato, pero sin dudas a la larga, la forma de continuar con la vida, no sera la misma para una persona de fe..Te dejo un abrazo y tal como la protagonista , recemos para que esto termine pronto y cada quien pueda seguir adelante con su vida sin mas ausencias y dolor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Eli 

      Tantas familias sufriendo por sus seres queridos que ya no están con vida por este maldito virus, que ataca de manera invisible y no podemos luchar contra él, es horrible, pero como bien dices, recemos, no perdamos la esperanza, que pronto llegará el fin de este drama.

      Muchos besos, preciosa.

      Eliminar
  24. ¡Impresionante relato!
    Mucha angustia y desesperación, con sus sueños ahogados en lágrimas.
    A ese Dios que suplica, ojala la escuche.
    Tan actual, tan sufrido este momento.

    Un abrazo:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Cecy

      Un tema actual, el de este relato, cuando las lágrimas invaden la desolación, cuando una se siente impotente porque no se puede hacer otra cosa más que rezar esperando un milagro.

      Un placer tu compañía, preciosa.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  25. De rabiosa actualidad. Se están yendo personas con edades relativamente jóvenes, que bien podrían seguir con nosotros.

    Por la fe, por quien puede confiar en Dios. Un abrazo, y oye, María, no sé ni cómo comentar en el blog de Roxana, no veo dónde. Si me dices..gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albada  

      Eso es lo peor, el fallecimiento de personas tan jóvenes, que tienen toda una vida por delante, y se están yendo por el maldito virus, aunque todas las pérdidas son importantes.

      Espero hayas podido entrar sin problemas en el blog de Roxana con las explicaciones que te dejé en tu blog.

      Muchos besos.

      Eliminar
  26. La responsabilidad ciudadana y la ciencia pueden hacer algo... ¿Qué dios permitiría que a sus hijos les ocurrieran las desgracias que el mismo crea?


    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  De barro y luz 

      Muy de acuerdo contigo, las dos cosas que pueden hacer algo, son las que mencionas, la responsabilidad, y la ciencia, porque Dios poco puede hacer aquí.

      Besos.

      Eliminar
  27. ¡Ay María!¡Lo que duele que alguien al que amas te deje! Y sin embargo, del dolor parece que surge la esperanza, la energía para volver a construir una vida de nuevo plena, como el deseo de la vacuna eficaz y el esfuerzo de investigacion que se está realizando contrareloj.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loles  

      Tienes razón, que parece que el dolor te hace fuerte, y parece que ese rayo de luz se llena de energía positiva y esperanza que da fuerzas para volver a seguir caminando, y es que, en verdad, las cosas negativas que nos pasan en la vida, nos ayudan a crecer, a ser más fuertes, pero es triste quién tenga que pasar por este trance a causa de la Covid. Esperemos que pronto la ciencia nos traiga la vacuna que pueda vencer al bicho.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  28. Es muy real Maria!! Y a Dios no hay que búscalo nada más que dentro de nosotros mismos. Quizás los que lo buscan fuera son los que solo necesitan su apoyo cuando todo marcha mal.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Agapxis 

      Qué razón tienes que hay que buscarlo en nuestro interior, y que esa luz nos de energías para seguir con ánimos en esta dura etapa que nos está tocando vivir, mi querido amigo.

      Muchos besos.

      Eliminar
  29. No creo que ese dios se entretenga en la química.
    La ciencia es lo único que nos devolverá la salud y nuestro modo de vida.
    Pero recuerda que el de las plagas y los castigos es al mismo que Lara le reza para su salvación.
    Un placer leerte
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charly 

      Yo también opino lo mismo, que quién nos devuelve la salud es la ciencia, la que en verdad tendrían que invertir más los políticos, y no recortar, espero que se den cuenta de ello, y no sigan cometiendo tantos fallos, y es que la ciencia es la que nos trae la salud, y ¿qué mejor inversión que esa? porque de nada sirve que se tenga fé en Dios.

      Me gusta tu compañía, y leerte, Charly, un placer.

      Besos.

      Eliminar
  30. Hola María. Creo que Dios se fue de vacaciones y ha abandonado al mundo. Está mejor sin problemas ya que los humanos damos muchos problemas. Tenemos que ser nosotros quienes eliminemos al demonio llamado Covid-19 ya que está haciendo que muchas apersonas mueran y otras queden enfermas de por vida. Esto solo nos corresponde a cada uno de nosotros comportándonos civilizadamente hasta derrotarlo.
    Lo siento por todas las personas que perdieron un ser querido y sobre todo por tosas las personas que se fueron si tener la ocasión de despedirse de sus familiares.
    Muy bueno el relato, como la vida misma de hoy día.
    Besos Dulce María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Isa 

      Muy bueno lo que has dicho, y es que somos cada uno de nosotros los que debemos de ser responsables para que la Covid no siga extendiéndose, pero como no todas las personas son responsables, luego pasa lo que pasa, que muchos mueren por la irresponsabilidad de unos pocos, y es una pena que mientras unos están de juerga, los profesionales estén ahí dándolo todo, incluso su vida, así que tenemos que ser conscientes de ello, de que tenemos que ser nosotros los que luchemos en esta batalla viral. Pero como no somos capaces, hoy seguramente se volverá a decretar por el Presidente el Estado de Alarma, a ver si así, somos capaces de cumplir con las normas sanitarias, y dejarnos de bromas, que esto es algo muy serio, y bien lo saben las familias que han perdido a sus seres queridos.

      Besos enormes.

      Eliminar
  31. Por cierto María, me ha costado entrar aquí en tu blog. Me dice que hay un error 503 y he tenido que probar varias veces.
    Besossssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Isa 

      Gracias por decírmelo. No sé a qué será debido, pero te agradezco por intentarlo. A veces, no hay quién entienda a la tecnología.

      Muchossssss besosssssss.

      Eliminar
  32. Hola María, madre mía los pelos de punta, y es que este relato es tan real, en cada vida de quién ha tenido que despedirse en la distancia, cada día... Es como una pesadilla de la que queremos despegar y no podemos abrir los ojos. Que bien has plasmado la rabia, la tristeza y la esperanza, pues esto es lo último que se pierde, y ojalá no la lleguemos a perder también.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  M 

      Ojala que nosotros no perdamos la esperanza, ni esa ilusión de cada día, que aunque estamos en una etapa dura, sabemos que al final venceremos, porque todo tiene su final. Pero lo peor es quiénes se han ido, esos son los que pierden, porque ya no se les puede traer a la vida. Una pena lo que está pasando. Esto como dices, parece una pesadilla, ójala pronto despertemos de ella.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  33. Duro relato María, tener esa fe de Lara hace que la vida tenga algún sentido después de pasar por un drama tan grande.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Fernando 

      Hay personas, como Lara, que no pierden la fe, se aferran a ella, otros en cambio, han perdido la ilusión por todo porque no saben a dónde aferrarse, si han perdido a sus seres queridos, pero no debemos perder la esperanza, que pronto veremos la luz.

      Besos enormes.

      Eliminar
  34. Maria linda, tu relato, aprieta el
    corazón, es muy triste perder a
    alguien de la familia o algún amigo,
    no hay que perder la fe nunca, Dios
    siempre esta con nosotros, llegan
    profundo tus letras.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siby  

      En este caso es un relato, mi preciosa Siby, pero lo peor es cuando en la realidad haya familiares que hayan perdido a sus seres queridos, no tendrán consuelo, que un bicho pueda tener tanta fuerza, y es que esto parece una guerra que no hay escudos para protegerse, solo la responsabilidad de cada uno.

      Besos enormes.

      Eliminar
  35. Todas las religiones tienen una parte buena, la de creer en un Dios que nos va a ayudar en determinados momentos demasiado difíciles de soportar.

    Me ha parecido magnifica esa fe hacia el Dios de los cristianos, aunque a veces su demostración hacia nosotros es difícil de percibir. Yo creo en todos ellos, en todo lo bueno que nos pueden dar cuando nosotros seguimos también la regla de la bondad.

    Ojala el dios de los cristianos escuche a Lara y acabe de una vez esta pesadilla en la que tanta gente está perdiendo la vida. Mi madre nos dejó el 15 de mayo de este año, estaba en una residencia y algo (no sabemos si el virus o qué) se la llevó. Ella creía en Dios y en todos los santos, rezaba, pero nunca iba a misa. No le gustaba la iglesia. Yo llevo al cuello uno de sus rosarios que siempre tenía en el cabezal de su cama. Tampoco voy a misa, pero se que ella está con su dios y yo tengo un poquito de su recuerdo en mi cuelo. Por algo me puso el nombre de Rosario.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Charo 

      Siento muchísimo que tu madre haya fallecido hace unos meses, aunque no sabes el motivo, sea la causa que fuera, ella se ha ido y es muy doloroso para una hija, lo sé por experiencia que la mía se me fue hace dos años y la echo mucho de menos, aunque la llevo siempre en mi corazón, y yo como tú, en lugar de un rosario colgado al cuello, llevo una pulsera con corazones, que ella tenía, que aunque no tiene valor económico, pero para mí tiene mucho valor porque se que es de ella, y la llevo siempre conmigo.

      Muchas personas se aferran a Dios es una manera de coger fuerzas, aunque no crean en la iglesia, pero sienten a Dios a su manera, a mí tampoco me va la misa, lo importante es creer en quién uno quiera, con total libertad.

      Y si tu madre creía en Dios, ella estará con él, y desde el cielo te estará dando energías y rayo de luz, porque son ángeles que nos protegen, así la siento yo a mi madre, ella es mi ángel.

      Un comentario que me ha llegado muy hondo, querida Charo.

      Te mando un abrazo muy fuerte, y mucho ánimo, cielo.

      Eliminar
  36. ""... sentia um vazio no estômago. ""

    Seria fome, lol (brincando )

    Adorei a imagem, gostei muito do texto
    Cumprimentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Ryk@rdo 

      Sentir esa sensación que te deja sin respiración cuando el dolor te toca la vida.

      Un placer leerte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  37. Amén, que escuche.

    Un beso, María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Myr  

      Plegarias para ser escuchadas.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  38. Qué triste relato!!.
    Estamos viviendo una situación terrible.
    También rezo para que termine pronto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Amalia

      Todavía queda lo más difícil, los peores meses, pero venceremos esta batalla, ya lo verás, preciosa.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  39. He perdido a dos amigos por culpa de la pandemia. Hago votos porque la vacuna no se haga de rogar...No sé si Dios está por estos asuntos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis Antonio  

      Lo siento mucho, mi estimado, Luis Antonio, es muy doloroso perder a los seres queridos.

      Yo creo que no, que Dios no está por esta labor, pero confiemos en que la ciencia sea aplicada y pueda llegar pronto una vacuna que nos libere de esta terrible pesadilla.

      Un abrazo.

      Eliminar
  40. Respuestas
    1.  Neo 

      Si somos aplicados, responsables, y hacemos caso de las autoridades, entonces ganaremos la batalla.

      Un beso.

      Eliminar
  41. Cada cual se aferra a sus creencias para enfrentar los desafíos que esta vida nos propone. Cada cual enfoca sus energías hacia lo que lo moviliza, tratando que la desesperanza no invada definitivamente su alma.
    De todas maneras, es muy preocupante lo que está ocurriendo, debemos ser responsables y aunar esfuerzos.
    Excelente texto!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Etienne 

      Así es, amigo mío, que es muy preocupante lo que está ocurriendo en el mundo, con la pandemia de la Covid, tanto que hoy en España se han reunido de manera extraordinaria porque parece ser que van a aplicar otra vez el Estado de Alarma, y en algunas comunidades ya hay toque de queda. Y es que no queda otra, porque sino algunas personas no hacen caso de las normas, se las saltan a la torera, y no puede ser que por unos lo paguen otros.

      Muchos besos.

      Eliminar
  42. Real como la vida misma y esta terrible situación que nos ha tocado vivir, aún sin sufrirlo en carne propia.
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Max 

      Esto se extiende como la pólvora, la situación se está desbordando, y los hospitales se están colapsando, estamos en una situación, muy crítica, veremos a ver lo que nos dice hoy el Presidente, para que esto no vaya a más.

      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  43. Es una plegaria que tenemos todos en la mente.


    Muy buen relato, has plasmado emociones intensas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Amapola

      Muy dura esta situación por la que estamos pasando, mi preciosa Amapola, mucho ánimo y no decaigamos.

      Besos.

      Eliminar
  44. Un relato tan doloroso y tan de todos los días. Me gustó el modo en que lo desarrollaste.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  El Oso

      Un relato como la vida misma, una situación dolorosa para muchos.

      Besos.

      Eliminar
  45. Real y crudo el relato María, quizás sea por eso por lo que cala tanto en el lector, una historia de las muchas que seguro ha habido en estos tiempos de pandemia, algo que nos recuerda la poca distancia que hay entre la vida y la muerte.
    Cuídate.
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  José Antonio 

      Qué verdad lo que dices, qué poca distancia hay entre la vida y la muerte, a un suspiro de distancia, por eso debemos valorar más los instantes de la vida, cada segundo es un tesoro, porque lo mismo hoy estamos aquí, y dentro de cinco minutos a saber dónde.

      Me cuidaré, cuídate tú también, muchas gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  46. Ufff...
    Que congoja, Maria.
    Espero que no esté basado en nada de ningún conocido tuyo, aunque sin duda lo estará en alguien.
    No creo que el Todopoderoso se vaya a encargar de nosotros, aunque no nos vendría mal.
    Nosotros la hemos cagado, y nosotros tenemos que arreglarlo. Se supone que ya somos mayorcitos.
    Besosss, Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Gabiliante 

      No te preocupes, amigo mío, no se basa en ningún caso en concreto, ni ningún conocido mío, es tan solo un relato inventado, que puede suponer la misma realidad de alguien, porque ha habido muchos fallecimientos por la Covid, pero en este caso, no es de nadie en concreto, se trata de la imaginación, que fue por este cauce, porque este presente es el que tenemos, un panorama bastante dramático, y a ver qué solución nos dan los políticos, porque sino somos capaces de ser responsables, tendrá que a ver mano dura.

      Muchos besossss.

      Eliminar
  47. Elegiste muy bien la imagen. Representa las emociones de Lara, el dolor por su pérdida, su pedido para que nadie más sienta el dolor que ella sienta.
    No sé si es casual, pero Lara es el nombre de una ninfa, una ninfa del más allá, del submundo.

    Es de desear que su pedido sea otorgado, ya sea por deux es machina, algo que no suele suceder o por avances científicos, de gente que lucha por el bienestar de la humanidad.
    Besos especiales y también un especial abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  Demiurgo 

      No sabía yo que Lara es nombre de una ninfa del más allá, pues sí que ha sido casualidad que yo haya puesto ese nombre, muchas gracias por decírmelo, me ha hecho ilusión conocerlo.

      Y la imagen es el vivo retrato de la emoción del dolor, del desgarre emocional, de ese pedido para que no vuelva a ocurrir, así como bien lo has descrito, demuestras siempre estar muy atento a mi relato, mi estimado Demiurgo, siempre captas las sensaciones que quiero transmitir, no veas cómo me alegra leerte siempre.

      En este pedido parece que algo ha habido otorgado, porque hoy, casualmente, en mi país, los políticos se han reunido de manera extraordinaria para intentar frenarlo, decretando el Estado de Alarma, así que Dios parece que ha escuchado sus plegarias, su pedido ya está en marcha, y que los irresponsables hagan caso de las recomendaciones de las autoridades para que esto no vaya a más.

      Lo importante ahora es la responsabilidad de todos, no de unos pocos.

      Y ya llegará la vacuna a su debido tiempo, porque las cosas no se hacen de la noche a la mañana, hay que esperar a los resultados.

      Un placer leerte, gracias por tu interesante aportación.

      Besos especiales y un abrazo especial.

      Eliminar
  48. Es curioso o, es triste amiga María…, que los seres humanos que creemos en una sociedad donde la palabra y el amor a los que compartimos este mundo que nos regalaron al nacer… Estemos luchando contra una enfermedad y siguiendo los consejos de los que nos dicen que es lo que debemos hacer.
    Y que triste es ver como los que solo se preocupan de
    DERROCAR GOBIERNOS
    DE INSILTAR AL PUEBLO
    DE TRASMITIR ODIO Y MIEDOS
    DE SENTIRSE TAN PODEROSOS QUE NOS HUMILLAN
    Solo busquen lao material ya que la vida les importa un bledo, hasta para dejar a sus mayores encerrados en casetas… donde la enfermedad se esta apoderando de ellos y algunos ni les importa su muerte ya que, es más importante el becerro de oro… Moisés, bajo de la montaña con las tablas de la ley y lo que vio era patético… Su pueblo adorando a un becerro de oro… Y hoy los de una sexta religiosa es lo que están haciendo. Dejar que el pueblo se sumerja en las tinieblas por ese vecero de oro que ellos adoran olvidándose del pueblo que a ellos les pagan para su defensa.
    Un beso
    Antonio Molina Medina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Antonio

      Los políticos pocas veces piensan en el pueblo, lo que más se preocupan es en subirse ellos sus sueldos, y no solucionan los problemas de las familias que están en el paro, y si conceden ayudas, siempre se las dan a los mismos, en cambio, conozco gente que no tienen un sueldo para poder vivir, y aún no han solucionado lo de las ayudas, después de tantos meses, la gente sigue esperando a la resolución. No entiendo como pueden tardar tanto. No piensan que de ellos dependen muchas personas que no tienen que llevarse a la boca.

      Y es que la Covid, no solo nos trae la enfermedad, también la economía, porque ese es otro virus, el que muchas familias no puedan llevarse nada a la boca, es muy triste lo que está pasando, pero claro los gobiernos no lo ven, porque ellos están muy arriba para darse cuenta de lo que hay abajo.

      Gracias por tu comentario, amigo mío, compartir las emociones, gritar lo que nos duele, siendo empáticos con los demás, es una muestra de solidaridad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  49. Que triste realto y muy real....yo sigo llorando también la partida de mi marido que la ha acelerado esta pandemia pero eso no me ha hecho perder mi fe y sigo pidiendo para que termine esta pesadilla.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  CHARO 

      Mucho ánimo, mi querida CHARO, como tantas veces te he dicho, pero las palabras, a veces, no sirven para nada cuando se sufre en la propia carne el dolor por el fallecimiento de un ser querido. Pronto veremos la luz al final del túnel.

      Muchos besos.

      Eliminar
  50. Todos estamos esperando con que la pandemia acabe para poder recuperar y restaurar todo lo que se ha caido.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.   Uuntulis


      Es tanto lo que se ha caído, que va a costar muchos años para la recuperación económica, pero al final terminará recuperándose, en cambio, las personas que se han ido ya no las podremos recuperar jamás.

      Besos.

      Eliminar
  51. cuando el mundo de una persona se derrumba la última esperanza es aferrarse a dios como a un clavo ardiente para seguir vivo.

    buen relato. grafica la realidad de mucha gente.

    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1.  DRACO 

      Un relato como la vida misma, que aunque no sea real, es el reflejo de lo que estamos viviendo, una cruda realidad, personas derrumbadas, otras en la UCI, otras fallecidas.

      No perdamos la esperanza, esperemos que pronto se acabe esta película de terror, porque no tiene otro nombre.

      Un placer leerte, amigo DRACO.

      Besos enormes.

      Eliminar

Pincela tus fantasías sin miedo a volar hacia el Edén para encontrarme en tus sueños.