jueves, octubre 25, 2018

"Quién conoce su secreto" (Relato juevero)





El telón se había bajado y los espectadores no cesaban de aplaudir a Mar. A pesar de que ya había terminado el espectáculo. Pero es que Mar actuando en el escenario parecía una verdadera Diosa... Ella ardía apasionadamente como el fuego...






Los ojos de los espectadores la penetraban, no sólo cuando estaba en el escenario... al terminar algunos eufóricos iban tras ella cuando se dirigía a su camerino. Y es que sus movimientos andantes derrochaban puro erotismo... tanto que hacía chamuscar a cuántos la observaban.






En su camerino... Mar se sentó frente al espejo y se detuvo unos instantes con aire pensativo y nostálgico, mientras se iba soltando y peinando su larga y rubia cabellera. 

Pensativa seguía ella... mientras se iba desmaquillando sus ojos... esos ojos que tenía tan grandes y bellos como el sol... pero a ratos se empañaban con una nube de tristeza.






Al desmaquillarse... el rojo carmín de sus labios, seguía igual de esplendorosa su boca... y es que era tan libidinosa, erótica y carnosa que incendiaba, no solo al compañero protagonista cuando le besaba apasionadamente... igualmente los espectadores cuando contemplaban la escena se sentían abrasados a besos también ellos como protagonistas.

Al cabo de un rato... se quitó el vestido negro que ceñía todo su cuerpo dejando entrever sus voluminosos pechos perlados quedándose semi-desnuda... Y es que el cuerpo de Mar era toda una obra de arte divina... con esas esbeltas curvas anatómicas que hechizaban y desquiciaban los sentidos. Y esa piel de Diosa... tan sedosa y blanca... ¡como la luna!





Mar se cambió de ropa... poniéndose la suya propia, más cómoda. Aún así, no dejaba de seguir siendo la misma mujer sensual... porque Mar aún hasta con bata era la seducción personificada. Su sensualidad la llevaba innata en el jardín de su piel. Ella seguía estando bella... aún más bella... al natural... sin maquillajes que lo que hacían era enmascararla.

Al terminar... cogió su bolso y se marchó a su casa porque allí la estaba esperando el amor de su vida que la necesitaba como el aire para respirar.

Al abrir la puerta... allí estaba él... su gran amor... su felicidad... él lo era todo para ella... y por quién daría su vida... Al verle... sus ojos comenzaron a brillar de felicidad...






- Ya estoy aquí contigo, mi amor, mi niño- le dijo Mar abrazando a su hijo con mucha ternura.

- ¡Mamá! ¡mamá! me está enseñando Sandra a tocar la guitarra, pero te he echado mucho de menos- le dijo el niño a Mar.

Nadie conocía su secreto... Mar, cada día acudía a su trabajo, disfrazándose en el escenario de mujer fatal a los ojos de los espectadores, porque necesitaba reunir cierta cantidad de dinero para pagar la costosa operación de su hijo para que pudiera seguir sobreviviendo.




Más relatos jueveros sobre argumentos de película en el blog de Neogéminis.




Safe Creative #0907274170999



lunes, octubre 22, 2018

"No me censures"




No me prohíbas,
no me censures,
no me juzgues,
no me cortes las alas.

Déjame desnudarme,
déjame orgasmarme
del amor y de la vida,
quiero volar en libertad.

Porque soy latido impune,
roja pasión salvaje,
viento de pecado,
carne de cañón,
fuego palpitante,
grito delirante.

Deja que mis emociones
fluyan tal cual apasionadas,
no retuerzas mis latidos,
no taches mis palabras.

Deja que mi piel brame,
que mi boca muerda lo obsceno,
que mi sístole y diástole se convulsionen,
que se escuchen mis temblores galopantes.

Porque soy vida,
porque soy agonía,
porque simplemente SOY.

Deja que se sienta el charco de mi verdad.




Safe Creative #0907274170999


martes, octubre 16, 2018

"Enviciate"



Enviciate de mis deseos,
de la cordillera de mis senos,
de las orillas de mi cuerpo,
del oscuro cielo mojado,
de mi lengua extendida,
de las fantasías desnudas.

Enviciate de mis pecados,
de la danza de mis sueños,
del sexo entre mis bragas,
de mis noches vampirescas,
de mi respiración fecunda,
de mi blanca piel de azúcar.

Enviciate de mis secretos,
del puente entre mis muslos,
de mis hormonas sudorosas,
de mis impúdicas palabras,
de mis caricias obscenas,
de mis bucles rubios tapándome la cara.

Enviciate de mi dorado veneno.





Safe Creative #0907274170999


miércoles, octubre 10, 2018

"Se fue el verano" (Relato juevero)






Se fue el verano... ya no sentiré el sol entre mis labios... ni el rocío de tus besos al amanecer... ni el pincel dibujando caricias en mi piel...

Ya no me miraré en el cristal de tus ojos... ni escucharé el eco de tu voz... ni las sombras se desnudarán en la noche...

Ya no se columpiará la brisa entre mi pelo... ni se posarán mariposas entre mis dedos... ni tu violín me recitará dulces melodías...

Ya no podré perderme entre el bosque verde... ni entre las espigas de tu ser... ni entre las rosas rojas de pasión...

Ahora el paisaje se viste de colores ocres... y la magia descansará entre las hojas secas... y el silencio se tapará entre mi velo...

Y meceré mis pensamientos entre las sábanas... y empezaré a tallar esperanzas doradas... para encontrar mis perlas en el cofre de tus sueños...



Más relatos jueveros sobre el final del verano en el blog de MOLI.




Safe Creative #0907274170999


jueves, octubre 04, 2018

"Ritual" (Relato juevero)




Soy tu fruta prohibida,
tu amante secreto,
la voz del demonio,
la cadera danzante,
la llama delirante,
tu paraíso frutal,
que a gritos clama,
el festín banquete ceremonial.

Y esparces por mi cuerpo
arándanos... cerezas... frambuesas...
fresas... grosellas... moras...
y derramas licor de zumo de melocotón,
para atiborrar tu ambición,
todo un detonante cóctel frutal.

Y la caverna de tu boca se ahoga
con la piña jugosa del centro de mi entrepierna,
eyaculando en la urgencia del deseo,
bebiendo el elixir de la copa.

Entre frutas y licores,
tu lengua peregrina,
va lamiendo su ruta,
hasta la última gota
del jugo derramado comulgado
en este ritual frutal apasionado.


Más rituales en el blog de Juan Carlos.





Safe Creative #0907274170999


martes, octubre 02, 2018

"Mar" (Proyecto Paraíso de Letras)





Siguiendo la brújula de los sueños,
en esta huida desesperada
me pierdo en el mapa del delirio,
arrastrándome como un delfín
hacia el mar de tu boca,
lubricando de espuma mis labios.

Y en el velero de tu cuerpo viajo,
llevándome a buen puerto,
y al llegar a la isla furtiva,
me tensas con la cuerda,
ciñendo mi espalda,
aprisionando mi pecho.

Y las sombras se desvelan
entre los latidos del viento
y los espasmos bañados
a la vera de mis deseos,
colándose las intenciones
por la ventana de mis anhelos.








Safe Creative #0907274170999